martes 9 de marzo de 2021

SOCIEDAD | 11-05-2020 08:16

Ekaterina Malysheva: la futura princesa que revoluciona a la realeza europea

Rusa, millonaria y casada con Ernesto Augusto de Hannover, es una de las nuevas princesas consortes europeas más desconocidas.

Un auténtico cuento de hadas. Así fue la boda, hace ya más de 3 años, entre Ernesto Augusto de Hannover y Ekaterina Malysheva. Si Alejandra, hija de Carolina de Mónaco es la Hannover más mediática y en España vive otro de sus hermanos, Christian, casado con Sassa de Osma, se podría decir que el hermano mayor es, quizá, el menos conocido en España, pero no por ello menos importante. De hecho, en importancia, Ernesto Jr sobrepasa completamente a todos, pues es el verdadero heredero de una de las dinastías más importantes de Europa. Tanto, que aunque la familia real inglesa se llame Windsor, realmente su apellido es Hannover, pero se lo cambiaron tras la Primera Guerra Mundial, cuando era casi toda una ofensa en el Viejo Continente tener un apellido germánico. El perfil bajo del primogénito no implica, sin embargo, que su vida no sea de interés publico y más teniendo en cuenta que desde 2017 está casado con una de las nuevas princesas más bellas.

Ekaterina Malysheva, según el libro del Gotha, Ekaterina, Princesa consorte de Hannover, nació en Rusia hace casi 30 años. Desde muy pequeña, su familia se trasladó a Praga, donde su padre ejerció de magnate soviético del gas y del petróleo y su madre era actriz de teatro. Aunque el fin del comunismo era terminar con la sociedad de clases, la familia Malysheva era considerada de clase alta, por lo que la joven gozó de una infancia llena de confort. Su vida cambió a principios de la década pasada, cuando al terminar sus estudios en la Escuela Internacional de Praga, decidió trasladarse a Londres para especializarse en moda por London College of Fashion. Fue en esos años cuando conoció al que hoy es su marido.

También te puede interesar: Los detalles del libro que repasa el conflicto entre Kate y Meghan

La moda es su gran pasión y por eso creó la marca Ekat, una de las favoritas de Gigi Hadid y Poppy Delavingne, cuya prenda estrella son los monos de lycra con estampados psicodélicos. Colorista, rompedor y efectista, se podría decir que parte de sus colecciones beben de la inspiración de Agatha Ruíz de la Prada, con quien hizo una colección especial hace unos años. Todo surgió cuando en Nashville, Miley Cyrus presentó a la princesa y Cósima Ramírez, hija de la diseñadora española. Las dos jóvenes se hicieron íntimas y desde entonces han colaborado en diversas ocasiones.

Rubia y estilosa, Ekaterina será la próxima gran princesa de Hannover. De hecho ya lo es pues el gran patriarca está separado de la princesa Carolina, aunque no divorciado. La diseñadora tiene todos los requisitos para acaparar todas las miradas y cuando sea el momento, ocupar el trono de Carolina en el Länder alemán. Es simpática, preparada y elegante pero llegar a la altura de la princesa monegasca no será tan fácil. La hija de Grace Kelly lleva décadas siendo la reina indiscutible de la elegancia. Ocupar su lugar es misión imposible. 

Marie Claire España 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios