domingo 25 de septiembre de 2022

SOCIEDAD | 16-04-2022 08:24

Pascuas: así celebra la realeza la Semana Santa

La Semana Santa es una de las festividades más celebradas tanto en Reino Unido como en España, aunque existen grandes diferencias en cuanto a las tradiciones seguidas en ambos países. Descubre las costumbres que siguen los Windsor y sus diferencias con la monarquía española.

A pesar de las diferencias existentes en cuanto a la tradición religiosa se refiere, la Semana Santa es una festividad que se celebra con gran pasión tanto en España como en Reino Unido. Mientras que en nuestro país las tradiciones están marcadas por el fervor católico; los británicos siguen manteniendo una fuerte tradición protestante.

Las populares procesiones tan características en España son sustituidas por multitudinarias misas en Reino Unido. Unas misas en las que los británicos celebran la muerte y resurrección de Jesucristo, pero no veneran ni a vírgenes ni a santos, algo que sí que ocurre en nuestro país. Sin duda se trata de una fecha señalada en el calendario de ambos países. Una fecha en la que los miembros de sus casas reales suelen desplazarse a sus residencias más rurales para descansar junto a los suyos.

En España, la Semana Santa se festeja con gran emoción. La gente participa activamente en los diferentes actos y tradiciones organizados en estas fechas. De día y de noche, las calles se convierten en espacios donde la música de los tambores se mezcla con el colorido de las flores, y el arte de las esculturas religiosas; creando una imagen conmovedora. Una época en la que las procesiones cobran protagonismo, sobre todo en Andalucía; y donde las festividades tienen una carga mucho más religiosa que en Reino Unido. Las calles se abarrotan de gente para celebrar el aniversario de la llegada de Jesucristo y las torrijas se convierten en el plato estrella de estas fechas.

Los planes de Semana Santa de la Familia Real española siempre han sido todo un misterio. La agenda oficial de los Reyes suele vaciarse por estas fechas, para que puedan dedicar tiempo a ellos mismos y viajar junto a sus familiares y amigos. Unos viajes que, en muchas ocasiones, han tenido como protagonista a la nieve. Y es que a la Familia Real le encanta perderse en destinos como Astún o Courchevel para disfrutar del esquí.

Un destino al que también han recurrido en diferentes ocasiones los duques de Cambridge. Un viaje que siempre solían repetir los Reyes era su visita a Mallorca. Durante 14 años seguidos, la Familia Real se desplazó en estas fechas hasta la isla para celebrar la tradicional misa de Pascua. Una ceremonia que tenía lugar cada año en la Catedral de Palma de Mallorca durante el Domingo de Resurrección. Un evento que la Familia Real ha evitado desde el sonado y polémico rifirrafe que protagonizaron Letizia y Sofía en 2018.

La Semana Santa en Reino Unido siempre se ha festejado con una tradicional misa real en la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor. Una ceremonia en la que los británicos recuerdan la resurrección de Jesús y encienden sus velas de pascua. Unas fechas en las que se ha vuelto costumbre pintar y decorar huevos para regalarlos durante el Domingo de Resurrección y el Lunes de Pascua. La Semana Santa en Reino Unido empieza oficialmente el Maundry Thursday, lo que nosotros conocemos como Jueves Santo. Maundy es una palabra que proviene del inglés antiguo y que se refiere a la Última Cena, momento en el que Jesucristo lavó los pies de sus apóstoles.

Por esa razón, antiguamente el rey o la reina de Inglaterra lavaban los pies a una serie de personas que eran elegidas por haber realizado algún servicio destacado para la comunidad. Una tradición que ha ido reinventándose con los años hasta derivar en el conocido como monedero de la Reina. Actualmente Isabel II entrega una bolsa con monedas especialmente seleccionadas para la ocasión, a un grupo de británicos seleccionados por su gran compromiso social. Un número de monedas que debe ser equivalente a los años que tiene el monarca de turno.  

El día más señalado y festejado de la Semana Santa en el Reino Unido es el Easter Sunday, lo que en España conocemos como Domingo de Resurrección. Según la tradición británica, es muy típico desayunar huevos hervidos; un desayuno sencillo, que tiene un gran simbolismo: los huevos representan el renacimiento o resurrección de Jesucristo. Además, se dice que en la época medieval estaba prohibido comer huevos durante los cuarenta días que dura la Cuaresma, por lo que el Día de Pascua eran todo un manjar. Aunque no tiene un significado religioso como tal, la celebración del Lunes Santo es muy popular en Reino Unido. Un día en el que el país entero celebra las mundialmente conocidas Roll Egg Races. Consiste en tirarse rodando (huevo en mano) por una colina con gran pendiente y terreno desigual, con el objetivo de llegar el primero sin que el huevo se rompa. A pesar del gran número de fiestas y tradiciones, los únicos días festivos en Reino Unido son el Viernes Santo y el Lunes de Pascua. Durante los días de fiesta se organizan diferentes misas y las parroquias se decoran con llamativas flores.

Y es que el huevo adquiere un gran simbolismo en estas fechas tan señaladas en Reino Unido. Los británicos mantienen la tradición de regalarse huevos de chocolate entre familiares y amigos. Son los conocidos como huevos de pascua. A los niños se les dice que, si se portan bien, el conejito de pascua les traerá muchos huevos. Otra tradición mundialmente extendida, es la de pintar los huevos de pascua. Una decoración que permite a las familias poder disfrutar del Egg Hunt; un juego que consiste en esconder tu huevo en los diferentes rincones de la casa o el jardín, para tratar de encontrar el resto sin que el tuyo sea descubierto.

Durante las festividades de Semana Santa, las principales familias reales europeas suelen cerrar sus agendas oficiales por vacaciones. Los diferentes royals buscan desplazarse en estas fechas hasta regiones con fuertes tradiciones religiosas, aunque también se decantan por lugares paradisiacos como destino de sus escapadas. A los reyes Felipe y Matilde de Bélgica les gusta disfrutar de estas vacaciones de Semana Santa en familia. Continuando con la tradición de la monarquía belga, la pareja ha educado a sus cuatro hijos bajo los preceptos del cristianismo; y en estas fechas los monarcas suelen desplazarse hasta destinos con una fuerte tradición religiosa. En 2017 la Familia Real sorprendía al viajar por primera vez a nuestro país, para pasar unos días recorriendo el Camino de Santiago. Un destino que repetirían durante tres años consecutivos.

 

Si la tradición sueca sigue intacta, el rey Carlos XVI Gustavo y la reina Silvia de Suecia volverán a viajar un año más hasta St. Tropez para disfrutar allí de sus vacaciones de Semana Santa. Los monarcas suelen desplazarse hasta la villa de Saint Maxine, la casa que el soberano heredó de su tío Bertie. Los Reyes disfrutan en estas fechas del maravilloso paisaje de la Riviera francesa, de la gastronomía del lugar y de los buenos ratos junto a familia y amigos. Por su parte, la Familia Real danesa suele ser bastante fiel a sus tradiciones en festividades como la de Semana Santa. La reina Margarita II tiene la costumbre de reunir a toda la familia en el palacio de Marselisborg para disfrutar juntos de las fiestas de Pascua. Un viaje en el que la familia cumple con su tradicional visita a la catedral de Aarhus, donde cada año tiene lugar la ceremonia religiosa de Pascua. En Holanda los únicos días festivos son el viernes y el lunes. Los reyes Guillermo y Máxima no suelen tener ningún compromiso oficial en estas fechas, y aprovechan sus días libres para realizar alguna escapada familiar.

 

Fuente: Marie Claire España 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios