jueves 9 de abril de 2020

SOCIEDAD | Hace 4 meses

La brecha del orgasmo: 3 de cada 10 mujeres no lo alcanzan 

Una nueva edición de la columna de Tati Español para desterrar todos los mitos que circulan en torno a la sexualidad femenina.

Hay unas noticias dando vueltas por internet que dice: “Según la UBA, el 30% de las argentinas no llega al orgasmo”. Me encanta que se visibilice la brecha orgásmica, pero, tengo varias cosas que decir al respecto. 

Quise ahondar un poco en el tema, encontrar la fuente, o sea el estudio que nos da esos porcentajes, y no lo encontré, busqué por todos los lugares de internet que están a mi alcance, pero no hubo manera.

No es que me parezca raro ese porcentaje, creo que debe ser super correcto, pero me hubiese gustado saber que más decía el estudio, a cuantas mujeres se entrevistó, bajo que condiciones, a qué porcentaje de varones les pasa lo mismo. En fin, quería más información pero fue imposible encontrarla.

También te puede interesar: Tati Español: “Le decimos vagina a la vulva que es como decirle garganta a la cara”

Así que lamentablemente, no voy a poder basar mis palabras en números de Argentina, voy a usar las estadísticas de Estados Unidos, que calculo, no deben ser tan diferentes.

Un estudio de Los Archivos de Comportamiento Sexual de Estados Unidos, (las publicaciones oficiales de la Academia Internacional de Investigación Sexual) realizado a 52.588 personas de variados intereses sexuales, arroja los siguientes resultados: 

Un 95 por ciento de los varones heterosexuales usualmente tiene orgasmos en sus relaciones sexuales.

Un 89 por ciento de los varones gay usualmente tiene orgasmos en sus relaciones sexuales.

Un 86 por ciento de las mujeres lesbianas usualmente tiene orgasmos en sus relaciones sexuales.

Un 65 por ciento de las mujeres heterosexuales usualmente tiene orgasmos en sus relaciones sexuales (es decir un porcentaje bastante similar al 30 por ciento del estudio que circula)

¿Por qué ocurre esta brecha en los orgasmos? ¿Por qué es tan marcada la diferencia entre las mujeres lesbianas y las heterosexuales?  ¿Por qué tantas mujeres no encuentren sus orgasmos y los varones no sufren la misma problemática?

También te puede interesar: Clítoris: todo lo que tenés que saber

Yo pienso, que esto se debe a muchos factores. Históricamente nuestra sexualidad no fue estudiada, estuvo (y está aún) llena de mitos, desinformación, negligencia, mentiras y represión).  

La poca importancia que se le dio por siglos al clítoris tambien tiene mucho que ver. Los condicionamientos sociales y culturales que nos moldean como objetos dadores de placer, pero nunca como sujetos con derecho al goce influyen, obviamente, muchísimo en nuestra sexualidad.

Pero más allá de la historia, creo que también hay otros motivos. Estoy convencida que las claves para encontrar los mejores orgasmos están en conocerse, saberse, quererse, mirarse, observarse sexualmente, y masturbarse

Porque si no sabemos qué tenemos entre las piernas, cuáles son sus capacidades y cómo estimularnos mejor, no podemos compartirnos con otra persona exitosamente. 

Las masturbación es la clave para eso. Por que cada persona, tiene el placer organizado a su propia manera, así que no hay otra más que una misma saber lo que quiere en la cama  para pedirlo, y así dar con el éxito sexual.

Los varones, suelen llegar a su primer encuentro sexual con muchas ventajas, por un lado tienen habilitado el conocerse, tocarse sus genitales, mirarlos, observarlos, conocerlos , y por otro tienen permitida (no en todos los casos, pero si en mayor proporción que las mujeres) la masturbación. 

Cuando son chiquitos a muchos varones no se los reta por tocarse, en la escuela primaria y secundaria se habla de ello, es decir se cuenta porque para ellos es algo natural

En cambio en nosotras la masturbación no es algo visible, menos con las más pequeñas, no se habla de masturbación femenina, no se menciona, de ahí es que muchas llegan a no masturbarse (o solo empiezan a hacerlo cuando arrancan su vida sexual con otras personas) y si lo hacen lo hacen con culpa, o miedo.

También te puede interesar: ¿Cuántos tipos de vulva existen?

Incluso , muchas de nosotras de chicas, pasamos por una dicotomía muy fuerte con la masturbación. Muchas nos masturbamos frotándonos el clítoris pero todo el sexo (tele , series, porno, libros, etc.) muestra únicamente la penetración.

Entonces hasta nos cuesta asociar ese acto de frotar nuestra vulva (¿te acordas en la columna anterior que hablamos de Vulvanizar?) 

Todo esto nos lleva a encontrarnos siempre con un mayor nivel de conflicto con nuestra sexualidad, a no entenderla, a no saber qué tiempos, cuáles estímulos, y qué movimientos necesitamos.

Y a esperar que la otra persona sepa que hacer. Aunque si no sabemos nosotras, es practicamente  imposible que el otro adivine.

¿Recuerdan que solo a un pequeño porcentaje de nosotras la penetración lleva al orgamsmo? ¿Y si pensamos en el sexo oral, en la estimulación manual, en los besos , los mimos, las caricias (en cualquier parte del cuerpo) y en frotar nuestros genitales (vulvanizar) solemos pensarlo como “la previa”.

Si lo que a muchas de nosotras nos lleva al orgasmo es entendido como un trámite rápido que hay que hacer antes de la penetración, vamos a estar condenadas a la confusión . 

Y esto lleva a reflexionar sobre el porcentaje en que las lesbianas llegan al orgasmo. Cuando no hay un falo de por medio, es mucho más natural y fácil ponerse creativos, entender la sexualidad no solo como penetración, sino como todo un conjunto de prácticas en el que puede haber (o no) penetración . 

Y por otro lado, el sexo entre dos mujeres entiende de turnos: un rato le toca a una y otro rato a la otra y esto es algo que a la heterosexualidad le  cuesta incorporar.

Por otro lado las mujeres tenemos varios factores que influyen en nuestra conducta sexual ,y que no nos permiten relajarnos para encontrar un orgasmo. A nosotras nos violan, nos matan, nos tildan de putas, de ninfomanas.

Un varón que tiene muchos encuentros sexuales es un campeón, una mujer que hace lo mismo es capaz de recibir una condena social altísima. 

Las mujeres nos embarazamos y ponemos el cuerpo y la vida.  Las mujeres tenemos una presión inmensa por ser flacas (pero con curvas), jovenes, sin celulitis, sin pelos, sin estrias y hegemónicas. 

Todos estos factores nos llevan a que el relax necesario para encontrar un orgasmo, sea mucho más difícil de alcanzar, 

¿Cómo puede una relajarse si está pensando que la otra persona tiene más fuerza y la puede matar, o puede obligarla a hacer algo que no le guste? Me encuentro día a día con muchísimos casos de abuso sexual de parte de los novios en mi trabajo.

¿Como pueda una relajarse, si muchas veces tenemos que rogar que se pongan un preservativo o un campo de latex? ¿Cómo puede una relajarse si tenemos miedo a ser juzgadas? 

Todos estos factores y (¡muchos más!) generan esta brecha orgasmica. Y eso tiene que cambiar. Necesitamos saber que podemos confiar en la otra persona, que podemos abortar si el método anticonceptivo falla (por que fallan) que nuestro cuerpo esta bien que no tiene nada malo. 

Necesitamos conocer nuestro placer en solitario, para compartirlo con alguien. Necesitamos la libertad de expresar nuestros deseos sexuales. Necesitamos libertad.

Muchas veces, se nos culpa a nosotras de esta falta de orgasmos, pero no es nuestra culpa, es culpa del sistema, de los medios, de la presión, de la historia, del patriarcado. 

Y por último, quiero aclarar que ese titular argentino habla de “llegar al orgasmo”, esa frase me parece sumamente poco feliz.

Al orgasmo no se llega, no es la meta de la sexualidad, los orgasmos se encuentran, se dan, se buscan con paciencia , con tacto, con goce, con disfrute y con amor propio.

Los orgasmos no son el único objetivo de la sexualidad. El objetivo es el placer y disfrutar, y que la posibilidad de tener un orgasmo exista. Nunca sientan presión de tener un orgasmo, y nunca se sientan mal si no lo sintieron .

Los orgasmos a veces se dan a veces no, pero nunca dejen de buscarlos, porque los merecemos. Y porque no nos callamos más, nuestro placer es importante y necesario
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios