jueves 29 de octubre de 2020

SOCIEDAD | 14-10-2020 16:30

Todas las ventajas de la literatura infantil

Principales beneficios y opciones de lectura para todas las edades.

Ante todo es importante señalar la diferencia entre literatura y otro tipo de libros para niños. Cuando hablo de literatura, no hago referencia a los textos didácticos y escolares, que tienen fines principalmente pedagógicos, sino a los libros que tratan de cuestiones fundamentales pero no intentan dar respuestas cerradas, sino que proponen distintas historias, nuevas indagaciones sobre la experiencia humana; libros que utilizan el lenguaje de una manera poética, explorando su ambigüedad y complejidad, proponiendo una pluralidad de significados; textos que pueden ser comprendidos por los niños, pero también leídos por adultos con intenso placer literario.

Suelen hablar de todo: amistad, miedo, amor, muerte, política, búsqueda de la confianza en sí, sobre el poder de la imaginación, entre otros. Pienso que entonces  si esta literatura es buena, funciona tanto para chicos como para adultos.

Literatura y contexto cultural

Todas las culturas han creado su propia literatura para interrogarse sobre el mundo y han procurado facilitar a los niños y niñas el acceso a ella. Desde que nacemos, recibimos formas poéticas y de ficción, contenidas fundamentalmente en canciones y narraciones, a través de los adultos, los libros infantiles y los medios audiovisuales.

La literatura infantil entonces, ha existido desde siempre, pero sobre todo la literatura infantil oral transmitida de generación en generación a través de juegos, canciones, cuentos populares, trabalenguas, poesías, etc. Con el paso de los años, esta literatura se fue comenzando a  plasmar por escrito, mucha de la cual ha llegado hasta nuestros días. La tradición oral es la historia de un pueblo, de una sociedad que avanza, a la vez que con ella se moldean sus historias, sus vivencias, sus tradiciones.

Por ello, la tradición literaria es un aspecto fundamental en la literatura infantil. Los niños y niñas adquieren muchas veces de las obras literarias infantiles, que escuchan o leen, un cúmulo de información sobre la historia, la cultura y las ciencias, que enriquecen su vocabulario y estimulan su creatividad e imaginación. Es importante rescatar la herencia de mitos, leyendas, fábulas y cuentos folclóricos apropiados para los niños y niñas, pues han sido creadas a lo largo de la historia con un fin y constituyen un legado muy valioso tanto de ella, como de nuestra propia identidad.

Actualmente se critica bastante la literatura infantil clásica, con sus clásicos estereotipos y características. Pienso que la misma también es reflejo de una sociedad y contexto determinados, y que lejos de prohibirla, se la puede tener presente, y hasta recurrir a ella para entender como los modelos cambian a lo largo de la historia y como en muchos puntos evolucionamos, de forma individual y social. Cómo antes la princesa solo era feliz si encontraba al príncipe azul y “vivan felices para siempre” (o eso se contaba),  mientras que hoy en el mejor de los casos, ya no se transmite eso, sino una idea más abierta y menos normativa en relación al amor, por solo dar un ejemplo.

Allí resultará importante conversar con los niños, visibilizar y señalar estos modelos, y ofrecer unos diferentes. Es decir, que no pasen inadvertidos ni se naturalicen, pero tampoco negar ni olvidar lo que en algún momento fue y hoy tratamos de que no sea.

Un (breve) recorrido por la literatura infantil de nuestro país

En los años 40, Constancio Vigil, fundador de Billiken, comenzó editar libros para niños que se vendían en los quioscos, aparecieron algunas colecciones asociadas a la escuela. Los autores eran, sin excepción, educadores. Se produjo un quiebre de lo anterior en los años 60, con la aparición de María Elena Walsh, que venía de la literatura y no del ámbito educativo. Hacia canciones y las cantaba ella misma, convirtiendo así su producción en un fenómeno muy popular.

Más adelante cuando en el país, como en muchas partes del mundo, corrían aires de protesta y compromiso, cobraron importancia otras dos autoras: Laura Devetach, con una serie de cuentos arraigados en la realidad social, audaces por sus temáticas y poéticos por su vuelo, y Elsa Bonermann, que inauguró una forma de complicidad y de intimidad muy novedosa con sus lectores. La torre de los cubos (de Laura Devetach) y Un elefante ocupa mucho espacio (de Elsa Bonermann) fueron cuentos prohibidos en la época de la dictadura.

Pero literatura y dictadura militar son un tema aparte. En esos tiempos no se editaban muchos cuentos nuevos para niños (ni para adultos, claro). Una excepción fueron dos colecciones que hizo Boris Spivacow en el Centro Editor de América Latina, ambas masivas y muy populares: los cuentos de Polidoro, que recuperaba la literatura infantil clásica, pero en versiones de muy buen nivel literario y una gráfica adelantada para su época, y los cuentos de Chiribitil, primera apuesta a la nueva literatura para niños.

Así aparecieron, a principios de los 80, una camada de escritores para chicos que venían de la literatura y no de la escuela. Hacían entrar en el imaginario otro tipo de historias, negándose a las moralejas. Recurrían al humor y usaban otro tipo de lenguaje, más cercano, más vital.

Lectura y vínculo

Cuando los niños y las niñas son pequeños, las primeras lecturas  que reciben de sus otros afectivos (sean madre, padre, abuelos o adulto que acompañe), sirven para afianzar los lazos emocionales. Los pequeños suelen esperar ansiosos el momento del día dedicado a la lectura, no sólo por el hecho de conocer una nueva historia, sino principalmente, por el tiempo que comparten juntos.

La familia y el colegio luego, tienen un importante papel en acercar el conocimiento a los niños y esto llega en gran parte a través de textos y comprensión lectora. Para ello debemos conocer que es lo mejor para que lean los niños, correspondiente y acorde a la edad. Que reciban literatura desde su primera infancia es importante ya que es un elemento que ayuda a construir la identidad propia y la del entorno que los rodea.

Algunos (sólo algunos) beneficios

 La literatura infantil suele  tratar temas muy importantes en la vida: la amistad, el compañerismo, los cambios vitales, el valor de las cosas, la muerte, el tiempo, la autoestima y más,  de una manera amena y cercana, permitiendo una primera aproximación a esas nociones. Al presentar estos conceptos, también ayuda a formar su pensamiento crítico y capacidad reflexiva. Así permite que el niño se vaya formando una idea de estos asuntos tan relevantes que irá vivenciando en primera persona según pase el tiempo.

Los libros son recursos excelentes ya que les permiten conocer personas y lugares diferentes, estimulando su curiosidad e imaginación, y así como al jugar, hacen de escenario para tramitar vivencias y explorar sin riesgos. Los protagonistas de los libros, que suelen ser niños y niñas, o animales humanizados, también ayudan, ya que en general son parecidos a ellos,  tienen preocupaciones similares y reflexionan sobre el mundo en el que viven, buscando respuestas a las cosas que les suceden. Esto permite una identificación en la cual poner en juego distintas cuestiones.

Los niños y niñas que practican la lectura a temprana edad, suelen familiarizarse mucho más con la escritura y el vocabulario, aprendiendo de ortografía, mejorando la pronunciación de las palabras, su comunicación y expresividad. Resulta fundamental a la hora de desarrollar la capacidad de comprensión, de adquirir nuevos conocimientos y por ende, al momento de interactuar con pares o adultos.

También suele estar presente el humor. Al leer historias con toques humorísticos, los niños aprenden a valorarlo como necesario en la vida. Esto ayuda muchas veces a relativizar y desarrollar un sentido crítico. Además, las risas tornan más amena la lectura e incentivan a no querer cerrar el libro.
 

Generar el deseo de leer en los niños

 No creo que se pueda enseñar a otra persona a leer literatura. Es más bien un contagio que una enseñanza. Hay muchos niños a los cuales no les gusta leer, se aburren o lo hacen por obligación, por eso el gran desafío para los adultos está en inculcar el hábito de lectura, para que puedan hacerlo de forma placentera y significativa. Un primer paso hacia este desafío es enseñar con el ejemplo, los niños suelen imitar lo que hacen los más grandes, por eso tanto los padres como los educadores pueden demostrar a los pequeños que disfrutan del momento de lectura y que la literatura puede ofrecernos historias fascinantes.

Al principio, seremos nosotros quienes les leamos, pero cuando hayan aprendido a hacerlo solos, debemos ayudarles a descubrir el mágico mundo de los libros poniendo a su disposición títulos apropiados.

Elegir un libro

 A la hora de elegir que leer con los chicos, o que ofrecerles para que lean, muchos adultos se olvidan de que tienen que estar incluidos, y piensan únicamente en la educación, enseñanza y nada más. La primera pregunta entonces no es ¿qué tienen que leer los chicos?, sino ¿por qué queremos que lean?, y la respuesta no debería ser muy distinta a la de ¿para qué leemos los adultos? Si bien muchas veces leemos para informarnos y eso no está mal, muchas otras no leemos solo por eso. Si aceptamos esta premisa, podemos pasar a la cuestión de cómo elegir los libros para chicos pensando desde nuestro lugar (inclusivo) de lectores, y en lo literario antes que en lo infantil.

Ante todo, es importante aclarar que no existen formulas acerca de lo que les gusta leer a niños y niñas hoy. Pueden encontrarse datos en el mercado, tendencias, etc. Pero a la hora de elegir que dar de leer, que leer, no es posible encontrar verdades absolutas. Pensar objetivamente es difícil porque ante todo, la literatura implica una puerta a la subjetividad. La personalidad de cada niño y sus preferencias entran en juego, y está bien dejarlas entrar.

Sin embargo, y aunque cualquier niño puede disfrutar de la lectura en función de sus inquietudes y conocimientos y no solo dependiendo de su edad,  existen títulos o estilos recomendados para los distintos momentos del desarrollo infantil que intentaré transmitir a continuación.

-De 0 a 3 años: 

Los bebés comienzan a introducirse en el mundo de la lectura por medio del juego y la exploración, por eso es importante priorizar estos aspectos. Se recomiendan colecciones que posean imágenes llamativas y coloridas, con estímulos táctiles (como hojas con distintas texturas) y sonoros, donde el bebé pueda presionar un botón y oír distintos sonidos, por ejemplo de  animales. Todo esto además de resultarles muy entretenido y sorprenderlos, ayuda en el desarrollo de los sentidos.
Todas las ventajas de la literatura infantil

También existen muchos títulos para acompañar etapas propias que van ocurriendo con el correr de los primeros años, como ser dejar el pañal o la mamadera, dormir solos, ir al jardín, comenzar a  reemplazar acciones como pegar o morder por palabras, la percepción de distintas emociones como el miedo, el enojo, etc.
Todas las ventajas de la literatura infantil

-De 3 a 6 años:

Promediando esta etapa algunos niños comienzan a leer solos. Pensando también en ellos, se recomiendan títulos con textos sencillos y llamativas ilustraciones. Pueden comenzar a tratarse distintas temáticas en función a los intereses y a las cuestiones particulares de cada niño (llegada de un hermano o hermana, cambios como mudanzas o separaciones, entre otros). Además, es un buen momento para hablar de sentimientos y emociones, y las historias son un buen recurso. Darle importancia a la empatía y al respeto por las diferencias corporales, de pensamiento y a la diversidad en general.
Todas las ventajas de la literatura infantil

A esta edad en general comienzan a verbalizarse preocupaciones acerca de la muerte. Este es un tema muy delicado pero debemos tratarlo con los niños cuando se presenta o surge alguna duda, ofreciéndoles una explicación sincera y acorde a la edad. Ayudarse con un libro puede ser un gran recurso.
Todas las ventajas de la literatura infantil

-A partir de los 6 - 8 años:

En este momento los niños comienzan a dominar la lectura, por ello cualquier historia infantil que capte su atención, puede ser perfecta para ellos. Descubren nuevos mundos, conocen personajes y viven aventuras. Esta etapa es crucial para afianzar el hábito lector en los niños, por eso es importante ofrecer títulos que atiendan a sus intereses y temáticas que resultan importantes para su desarrollo.
Todas las ventajas de la literatura infantil

Resulta esencial reforzar el cuidado de su propio cuerpo y del otro, el poder decir “no”, los límites. Esto va en línea con el promover contactos adecuados y reducir posibilidades de abusos o “contactos inadecuados” (cuestiones que de todas formas deben tenerse presentes desde etapas anteriores). También los roles y estereotipos de género, la idea de que no hay juegos, juguetes ni actividades que sean exclusivas para niños o niñas, sino que todos podemos explorar según interés y necesidades. También se puede recurrir a títulos que conozcan por películas o series.
Todas las ventajas de la literatura infantil

-A partir de los 10 años:

De esta edad en adelante el hábito lector suele estar adquirido y los niños refuerzan sus preferencias sobre distintas temáticas o incluso autores. El mercado de novelas que van abandonando los tintes infantiles y comienzan a ser más juveniles también es muy amplio. A continuación propongo algunos títulos para este rango de edad, aunque nuevamente, esto dependerá mucho de los intereses de cada niño/joven, intereses que resultará sustancial escuchar y tener en cuenta al momento de elegir un libro.

Todas las ventajas de la literatura infantil

Todas las ventajas de la literatura infantil

* Las recomendaciones aquí realizadas a rasgos generales, intentan servir de orientación. La mayoría son títulos de autores y editoriales más o menos conocidas. Pero el universo literario es casi infinito por lo cual siempre se puede encontrar algo más para leer. Para consultas o recomendaciones de lecturas de literatura infantil y juvenil 

Por Eliana Tornatore @psi.elianatornatore que está detrás del proyecto @que.les.leemos 

at Eliana Tornatore

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios