miércoles 2 de diciembre de 2020

SOCIEDAD | 11-11-2020 15:34

La Barbie Científica: "La cuestión menstrual es un ejemplo paradigmático de violencia de género"

Agostina Mileo forma parte de la Organización Economía Femini(s)ta y coordina la campaña MenstruAcción. Para brindar información proveer insumos y visibilizar la brecha que genera este gasto de género, que resulta no opcional.

Desde hace algunos años la menstruación empezó a visibilizarse y se transformó en una cuestión para atender. No porque antes no existiese sino porque con la popularidad del feminismo se visibilizó la violencia de género que está asociada a ella.

En este sentido la divulgadora y comunicadora científica Agostina Mileo, reconocida como la Barbie Científica, integra la campaña MenstruAcción en el marco de la agrupación Economía Femini(s)ta  que identifica la cuestión menstrual "como ejemplo paradigmático de violencia de género".  

"Esta temática refleja el nivel estructural de la condición de inferioridad a la que somos sometidas desde nuestras subjetividades hasta nuestras condiciones materiales de vida", explica Mileo que se interiorizó en la menstruación a partir de trabajar en una empresa de copas menstruales. 

En promedio menstruar en Argentina cuesta alrededor de 3 mil pesos
En promedio menstruar en Argentina cuesta alrededor de 3 mil pesos

"En 2017 para el primer Paro Internacional de Mujeres converso con mis compañeras de Economía femini(s)ta que sería bueno incluir reclamos del orden del activismo menstrual.

Nosotras siempre tenemos un enfoque hacia las políticas públicas entonces nos situamos en una propuesta que tiene que ver con los antecedentes que observamos en el mundo, sobre todo la extinción impositiva y la provisión gratuita, además del pedido de investigación y de datos". 

Y así comienza MenstruAcción que promueve la eliminación del IVA de los productos de gestión menstrual y la provisión gratuita de ellos. 

¿Cuánto cuesta menstruar en Argentina?

Acá hay dos variables: depende de si se usa toallitas o tampones. En el primer caso se estiman unos 2468 pesos anuales mientras que en el segundo, el importe llega a los 2966 pesos por año. 

En este sentido la Barbie Científica agrega: "Esto impacta en poblaciones que tienen ingresos que de por sí son menores. Existe brecha de género, menor acceso al empleo y mayor desempleo entre personas feminizadas. 

Porque también hablamos de feminización de la pobreza. Siete de cada 10 de las personas más pobres de nuestro país son mujeres. Entonces este que es un gasto no opcional impacta de forma en que en los sectores de menores ingresos, por ejemplo, representa el 10 por ciento del total de ingresos. 

La menstruación: ¿una desventaja?

"Acá hay que distinguir entre desventaja y factor de desigualdad. Son dos cosas distintas. En términos de desventaja, la menstruación se plantea como tal desde el paradigma de la diferencia sexual desde las corporalidades en referencia a un tipo ideal que es el de varón, blanco, heterosexual. Entonces toda diferencia de ese cuerpo ideal es considerado un perjuicio en sí mismo.

Por otro lado, lo que nosotras señalamos es que es un factor de desigualdad y esto tiene que ver con que hay un gasto no opcional que impacta en ingresos que de por sí son menores y hay una afectación del acceso a derechos humanos básicos como la educación.

Porque quienes no pueden comprar estos productos dejan de ir a la escuela, o la salud, porque utilizan productos inadecuados y tienen infecciones".

Las toallitas femeninas: una cuestión ambiental

Sobre esta cuestión Mileo aclara: "También se plantea el derecho al ambiente porque hay una gestión de los bienes comunes en las que por ejemplo se deforesta selva nativa para plantar monocultivos de pino y extraer la pasta flap de las toallitas y los tampones. Y un montón de basura no biodegradable que se destina a rellenos sanitarios". 

Jorge Lanata se burló de un proyecto para impulsar un "Plan Nacional de Gestión Menstrual Sustentable", presentado por el Frente de Todos para promover la información, el uso y la producción de los productos de gestión menstrual sustentable, como las copas menstruales. 

El periodista cuestionó los gastos anuales en productos de gestión menstrual y también el hecho de incluir a todas las personas que menstrúan y no reducirlo solo a las mujeres.

Al ser consultada sobre este hecho, la Barbie Científica respondió: "La realidad es que nuestra campaña no responde a dichos puntuales de nadie, sino que justamente trabajando en comunidades hemos definido nuestros términos de acción y creemos que la menstruación como experiencia normalizante de las feminidades.

Esto de "te hiciste señorita", de algo constitutivo de la feminidad, porque justamente habilita la reproducción, es nocivo y además no es cierto.

No se aplica al universo material que conocemos, ni todas las mujeres menstrúan, ni todas las personas que menstrúan son mujeres y el acceso a derechos y la reparación de este factor de desigualdad dependerá de reconocer esta cuestión".

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios