lunes 11 de noviembre de 2019

PERSONAJES | Hace 6 meses

Natalie Portman: "Los hombres deben aprender lo que las mujeres buscan sexualmente"

La actriz, que el 18 de abril estrena la película Vox Lux -donde se pone en la piel de una estrella de rock- recuerda su debut, los consejos de su madre y cuenta cómo es su presente cargado de revolución feminista.

Natalie Portman es famosa por decir lo que piensa y por decirlo bien. Podemos recordar su intervención allá por el comienzo del movimiento #Metoo, donde describió la situación de las mujeres y lo hizo no solo con sinceridad sino también con firmeza. Casada con el coreógrafo francés Benjamin Millepied, con quien tuvo un hijo y una hija, Aleph y Amalia, la actriz es amante de la literatura, una liberal declarada (o progresista, si tomamos el sentido estadounidense del término), y está comprometida tanto por el destino de las minorías sociales como por el medio ambiente. Su interés se percibe sincero y lo esconde detrás de una gran modestia que maneja prudentemente durante toda la entrevista. Desde Los Ángeles, en una gran casa de cristal y hormigón al borde del vacío, la musa de Dior Parfums se muestra concentrada y entusiasmada.

¿Qué tipo de papeles te atrae interpretar?

Mis intereses están en constante evolución. En este momento están en las antípodas de quién soy. Acabo de interpretar a una estrella del pop (Vox Lux) y a una astronauta, (Lucy in the sky, una película que está en posproducción) dos papeles que soñaba cuando tenía 12 años, pero que están muy lejos de mis preocupaciones actuales (risas.)

¿Te fascina el espacio?

La conquista espacial, sí. Si uno alcanza tales logros, todo es posible. Da mucha esperanza y sueños. El espacio también hace posible relativizar quiénes somos...

¿Esta película te volvió un poco más mística?

No, no particularmente. Yo diría que me reforzó la idea de que somos un mundo que debería estar unido. Visto desde el espacio, creo que la tierra nos devuelve humildad.

¿Te gusta estar sola?

Sí, mucho. soy hija única y siempre tuve el hábito y la necesidad de pasar tiempo sola. Es en la soledad donde encuentro ideas.

¿Qué hora del día preferís?

Tarde, noche. Tengo tiempo para mí, para leer, para ver una película o para soñar despierta.

¿Dormís por la noche?

En este momento no demasiado bien. Por una simple razón: mi pequeña hija.

Natalie Portman

¿Qué clase de mujer sos? 

Alguien a quien le gusta cambiar las cosas, a quien le gusta explorar y a quien le gusta amar.

¿Qué cosas te hacen dudar?

Muchas. Dudo bastante a menudo…

Tu marido fue responsable de la coreografía de Vox Lux, ¿cuáles son las ventajas y desventajas de trabajar en pareja?

No hay nada especial excepto que podés hacerlo desde casa. Es bastante divertido pasar de la complicidad familiar a la concentración en el trabajo. Además, vivir con un coreógrafo me hizo ahorrar mucho tiempo. Benjamín sabe lo que puedo y no puedo hacer. Él conoce de memoria mis fortalezas y debilidades físicas.

¿Qué esperás del cine hoy?

Mucho cambió gracias a los nuevos modelos de difusión y especialmente a Internet. Creo que eso puede llevar a romper los moldes obsoletos de un determinado modelo de cine. Estoy encantada con la renovación que se está dando, con la posibilidad de encontrarme con talentos como Xavier Dolan o Rebecca Zlotowski.

¿Creés que existe rivalidad entre las actrices?

No realmente. Es cierto que, en algún momento, algunos intentaron ponerme en un lugar de competencia con otras actrices. Pero no soy ese tipo de persona. Obviamente, hay tan pocos roles femeninos interesantes que hacen este trabajo más difícil y es, por desgracia, a costa nuestra.

Si tuvieras que asesorar a la joven actriz que interpretaste en El perfecto asesino, ¿qué le dirías?

Que no intente complacer a todos. me tomó mucho tiempo entender eso, cuidarme a mí misma en lugar de preocuparme por los demás. Claro que no es fácil hacerte valer a los 12 años... tuve que esperar hasta los 30 para darme cuenta.

Natalie Portman

¿Cómo llegaste ahí?

Cuando encontré al compañero adecuado, que sabe escuchar, igualitario en todo, un compañero de vida, y también al convertirme en madre. Ellos dos cambiaron mis prioridades.

Tus agentes me prohibieron hacer preguntas demasiado personales. ¿Puedo consultarte por qué?

Claro. Te respondo. No veo por qué las personas que amo deben soportar leer cosas que pueda decir sobre ellas. No quieren que lo haga y no hay razón para que yo no los respete.

Aún así voy a intentar... ¿Qué aprendiste de tu mamá?

Cuando era niña, nunca me impuso nada, a diferencia de algunos de mis amigos que tenían reglas de sus padres que no les gustaban, como la elección de su corte de pelo. Aunque no siempre supe qué hacer con el mío. (risas.)

¿Seguís aceptando sus consejos?

Todo el tiempo. Mi madre tiene un talento especial para entender a las personas o las situaciones. No diría que es intuición, pero sí una fuerza particular. Es extraordinariamente inteligente.

Natalie Portman

En tu discurso en la Marcha de la Mujer en Los Ángeles el 20 de enero de 2018, pediste por la revolución del deseo. ¿Creés que está sucediendo?

Creo que todas las mujeres deben sentirse seguras, libres de expresar sus deseos o vestirse como mejor le parezca sin que eso genere violencia contra ellas. Es algo tan obvio. Ninguna mujer debe tener miedo de ser quién quiere ser o de actuar como le plazca. Estamos en medio de un largo camino, pero se ha avanzado un gran paso con la ola del #metoo.

¿Pensás que las celebridades pueden jugar un papel realmente efectivo en esta lucha?

Sí, no sé quién dijo que el coraje era contagioso, pero es verdad. Tenemos la prueba, en Hollywood como en todas partes del mundo. La palabra finalmente se libera. Hasta hace poco, a las mujeres se les prohibía levantar la voz alegando que no era femenino expresar su enojo. Fue justamente para evitar que compartieran su experiencia y la expresaran. El hecho de que tantas mujeres comprendieran al mismo tiempo que no estaban aisladas en su deseo de cambio y se dieran cuenta de lo mucho que se unían sus historias es la expresión de un fenómeno social.

¿#MeToo y la iniciativa Time's Up cambiaron Hollywood?

Hoy todos son más conscientes del abuso sexual y la discriminación contra las mujeres. Hay un deseo real de mover las fichas para que nada vuelva a ser como antes.

¿Creés que necesitamos definir nuevas reglas con respecto al consentimiento sexual?

Absolutamente. Los hombres deben aprender a prestar atención a lo que las mujeres buscan sexualmente y no a imponer sus reglas del juego. Este cambio de mentalidad es un gran desafío.

Tu marido es francés y conocés mucho ese país, ¿cómo explicás que en Francia el movimiento #MeToo no haya tenido tanto impacto en el mundo del cine?

Realmente no puedo explicar por qué, pero al vivir en París me di cuenta de que las mujeres suelen estar mejor que en Estados Unidos. Eso me impresionó mucho. Hay más mujeres involucradas en política y muchas más directoras. Francia está tomando muchas medidas a favor de la igualdad de género. Sobre ese tema, está muy por delante que Estados Unidos.

¿Creés que Trump aceleró la fractura de Estados Unidos?

Claro. Lo único positivo que ha logrado es involucrar políticamente a las personas que desprecia y humilla. La mayoría de las instituciones en Estados Unidos están dirigidas por hombres blancos y viejos. Es hora de que eso cambie. Un poco de esperanza en un momento tan difícil para los estadounidenses.

at Fabrice Gaignault

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios