viernes 24 de septiembre de 2021

PERSONAJES | 15-06-2020 17:23

Kany García: “Desde que naces mujer estás en desventaja”

La cantautora puertorriqueña acaba de lanzar Mesa para dos, un disco repleto de colaboraciones latinoamericanas. Hablamos con ella sobre su música, la cuarentena, los condicionamientos de la industria y su militancia feminista y LGBT+.

El argentino Nahuel Pennisi (en el primer corte de difusión, Lo que en ti veo), la chilena Mon Laferte; el brasileño Gustavo Lima; los colombianos Goyo, Catalina García, y Carlos Vives; el mexicano Carlos Rivera y su compatriota Pedro Capó son algunos de los artistas que forman parte de Mesa para dos, el nuevo álbum de la portorriqueña Kany García.

Aprovechamos ese lanzamiento para hablar con ella que nos atendió desde Miami y aceptó repasar su música (siempre orientada al pop latino), los temas que la conmueven y movilizan y muchas cosas más.

-Cómo fue la elección de los artistas que te acompañan?

-Tengo la dicha de que todos son amigas y amigos. Eso facilitó el trabajo. Con el pasar de los años una va conociendo gente entre premios, pasillos, conciertos y otras tantas situaciones, y a cada uno de ellos tuve el placer de conocerlos en persona. El álbum nació de las llamadas que surgieron en medio del coronavirus: ¿Pudiste regresar a tu casa?” “¿te quedaste en tal lado?” La conexión para mí en este momento era muy necesaria, y así, de a poco, se fue gestando el álbum. Entre amigos. 

-¿Con qué cantante argentina te gustaría trabajar?

-Voy a sacar algo pronto con Soledad Pastorutti, me gusta mucho el folclore. Siempre fui súper fan de Mercedes Sosa. El hecho de que me invitaran a trabajar con Sole me hace mucha ilusión, pero definitivamente debería conocer más músicas argentinas, sé que hay muchas haciendo cosas muy interesantes.

Kany García
Duetos latinos que nacieron a raíz de la pandemia.

También te puede interesar: Úrsula Corberó, nueva musa de Jacquemus

-Tenés una activa militancia en diversas temáticas: igualdad de derechos, violencia de género y movimientos LGBT+. ¿Cómo es el proceso de plasmar ese interés en la música?

-No es fácil. Además de engancharme una guitarra, soy una persona, soy una mujer que siente y padece, y me pasa mucho que como ser humano cuando algo me duele me cuesta encontrar canciones que reflejen eso. En especial en estos últimos tiempos donde están pasando tantas cosas importantes en la calle.

Hay pocas canciones que yo pueda encontrar actuales y que no tenga que irme hace 30 años atrás, que hablen de ciertos temas y es por eso que yo siento la gran necesidad de hacerlas porque necesito que me acompañen a mí, primeramente. T

ambién creo que mientras más grande me voy poniendo más responsabilidad siento sobre el camino y el legado que quiero dejar. Me parece importante que si a mí me afecta como mujer el hecho de que todavía haya países, como Argentina, donde aún no se consiguió la legalización del aborto, o como el caso de tantos lugares como México, que salir a la calle sola a la noche te da pánico, eso aparezca  reflejado en algún lado.

También te puede interesar: Ingrid Alexandra: la princesa de 16 años que podría ser la reina de Noruega 

-¿Qué enseñanzas te deja esta etapa de aislamiento social?

-Me enseñó que soy más entretenida de lo que creía. Creía que me iba a aburrir y la verdad es que no me he aburrido nunca. Soy más positiva de lo que creía porque también siempre he pensado que soy un poco dramática y la verdad me la he pasado bastante bien.

Por supuesto que tengo muchos privilegios, una casa, por ejemplo, que no es la realidad de tantísima gente y eso también me hace tener esa conciencia de ser agradecida. También pensaba que yo no era en absoluto una mujer tan consumista y cuando vi en mi closet la cantidad de ropa que tengo…

Hay una lista de cosas que no quiero repetir y esa es una, no me voy a comprar ropa en un año, no me importa que me digan que salí en cuatro fotos con la misma camisa.

Hay una presión muy fuerte que existe para los artistas de que tenemos que andar con cosas de marca y con cada foto que nos tomamos en Instagram tienes que cambiarte el outfit. Hay una presión extraña que son cosas que he aprendido en el aislamiento. No quiero continuar con ese patrón.

Cuando grabamos con Mon Laferte yo le pregunté por su ropa, que es muy colorida, y me dijo que toda su ropa es de segunda mano. ¡Nos cagamos de risa! Porque para la gente eso debe ser fatal. Mis botas favoritas yo las compré en una tienda como de quinta mano en Nueva York y me encanta ponérmelas, eso es maravilloso... No se debe perder.

-En los últimos días expusiste tu preocupación por lo ocurrido en Estados Unidos con el asesinato de George Floyd ¿Por dónde creés que está la solución a esta problemática?

-Yo creo que el primer paso es la aceptación de que todos somos racistas. El otro día yo leía a una chica que decía: “Es que nos criaron racistas y hay racismo en nosotros, lo queramos o no". Yo creo que esa parte de aceptación es importante, cuando uno busca bien adentro de uno se da cuenta que sí hay racismo. Entonces es importante como primer paso reconocer eso, romper el miedo.

Yo vivo en una calle un poco gringa y tengo tres vecinos que sacaron sus banderas americanas y las pusieron afuera, no sé qué quisieron decir con eso, pero yo me había mandado a pedir una bandera para poner en la casa que decía: “Black Lives Matter", y no niego que me dio miedo, dudé en ponerla porque acabo de mudarme a este barrio y tengo que romper ese miedo y concientizar, desde mi realidad hacer algo, lo importante es eso.

Hay un montón de cosas que uno puede hacer, por ejemplo, poner el tema entre amigos. Yo nunca hablaba del tema racial entre amigos y ahora lo hago, hablamos sobre ello y mientras más se hable, más se eduque,  más vamos a avanzar hacia adelante. Y evidentemente también mientras más estemos claros del Gobierno que tenemos y de pelearle, porque nosotros tenemos acá en Estados Unidos un gobernante que de asco, da vergüenza. 

También te puede interesar: Pau Donés: cómo fueron los últimos días del cantante de Jarabe de palo

-¿Por qué elegiste Miami para vivir?

-Siempre viví en Puerto Rico hasta hace cinco años, pero cuando empecé a tocar mucho en ciudades pequeñas de distintos países, me di cuenta de que todo era vía Miami. Así que decidí mudarme y ganar una mejor calidad de vida, menos tiempos en aeropuerto y aviones. 

Tuve que sacrificar un montón, porque tengo a toda mi familia a y todos mis amigos en Puerto Rico, amo mi país, pero en este momento es muy complicado quedarme allí. Daría lo que fuera por poder quedarme en mi tierra.

-¿Qué mensaje le darías a todas las mujeres que sufren violencia de género en estos momentos tan difíciles?

-Que no paren de estar indignadas. Nosotras nos acostumbramos tan fácilmente a lo malo, decimos que nada va a cambiar. Lo que ha pasado en los últimos años en las manifestaciones en Argentina es impresionante y todos los pasos que han dado adelante también con el aborto.

Tengo una amiga que dice: “No nos podemos acostumbrar a la peste", y es justamente eso. Las mujeres ya no tenemos por qué acostumbrarnos a una sociedad machista, no tiene por qué ser así. Todos los derechos que hoy tenemos nacieron de la lucha: el derecho al voto, al trabajo y a tantas otras cosas más.

Desde que naces mujer estás en desventaja. Entonces lo que nos toca es eso, seguir saliendo a manifestarnos. Y la violencia de género es un tema central, que además ahora se agravó con la pandemia ya que muchas mujeres se vieron obligadas a vivir con su agresor 24x7. Estamos viviendo momentos complicados. 

También te puede interesar: Paulina Gaitán: “La realidad no supera a la ficción, la complementa” 

-En diciembre pasado te casaste con tu ex entrenadora personal Jocelyn Trochez. Volviste a apostar por el matrimonio tras una anterior experiencia fallida… (estuvo casada de 2010 a 2013 con uno de sus músicos, Carlos Padial)

-Siempre vale la pena arriesgarse. Las personas suelen tener pánico a la herida de amor, sobre todo si ya la tuvieron abierta, cicatrizada, saben lo que arde y lo que toma tiempo en curarse, entonces prefieren encerrarse otra vez.

Yo recuerdo a un amigo que siempre hablaba de que era mejor fomentar la relación con uno mismo que estar en pareja, y cuando le dio un cáncer y estaba ya en su etapa terminal lo que comentaba era todo lo contrario: “Enamórate, arriésgate, permítete sufrir". Porque… ¡qué aburrida sería la vida sin eso! Yo creo que es importante cometer errores.

Si te dijeran haz la lista de las cosas que más te han enseñado en la vida, probablemente no sean aquellas en las que acertaste, sino donde la cagaste. Y yo la cagaré mil veces con tal de que sea por la bandera del amor. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios