sábado 15 de mayo de 2021

PERSONAJES | 27-04-2021 18:00

Bárbara Jorcin: “El feminismo atraviesa mi vida y mi música”

La artista uruguaya acaba de lanzar su segundo álbum, Si canto es porque puedo, y acá nos habla de su carrera, su historia y sus causas.

Bárbara Jorcin es uruguaya, tiene 26 años y dos discos que muestran un crecimiento más que interesante. Su exploración musical esta vez se tiñe de feminismo, relaciones sanas y conciencia social.

Ninguno de estos caminos es fácil de abordar, sino más bien tortuoso y complejo de encarar. Bárbara admite que le duele interpretar algunos de sus temas, pero cree que cantar sobre lo que aún seguimos padeciendo como sociedad es la única manera de cambiar al mundo. Desde Montevideo se abrió a una charla íntima con Marie Claire.

-Estudiaste música en Buenos Aires, ¿por qué elegiste esta ciudad para formarte?

-Soy de Tarariras, un pueblo chiquito de Colonia en Uruguay, y me mudé un tiempo después a Montevideo para terminar el colegio. En ese momento en todo Uruguay no había una carrera tan larga con un título de música contemporánea, que es lo que yo quería hacer.

Sí hay un conservatorio, pero es de música clásica y ya había estudiado eso. Entonces, me fui a Buenos Aires y allá estudié cuatro años en la Escuela de Música Contemporánea (EMC). Mis influencias del jazz vienen por ahí.

-¿Qué tal fue esa experiencia?

-¡Una locura! Sobre todo, la cantidad de gente. En Uruguay estamos acostumbrados a salir a la calle y que no haya nadie, y en Buenos Aires es un mundo de gente, me encanta.

Con el transporte tuve que aprender a manejarme y pasaba mucho tiempo sola porque estaba desacostumbrada con esto de que todo el mundo vive un poco lejos unos de los otros. En Uruguay todos viven cerca.

La soledad me hizo fuerte y aprendí a independizarme, por supuesto que extrañé, pero el tiempo me sirvió para componer, para saber por qué cosas estaba atravesando emocionalmente y la facultad fue increíble para mí. Nunca había conocido tanta gente que hiciera lo mismo que yo, fue muy divertido y aprendí muchísimo.

Conocí distintos proyectos y todas las maneras que uno tiene de abordar la música. Me llamó la atención la cantidad de talento que hay en Argentina en general, pero sobre todo en Buenos Aires. En cualquier esquina hay un trío de jazz y suena increíble.

También eso tiene sus desventajas cuando alguien quiere iniciar una carrera porque hay mucho mercado. Me parece muy rico que tanta gente se anime a hacerlo, vivir de la música y hacer arte. Fue todo muy beneficioso, sin duda.

Bárbara Jorcin
Su segundo disco salió a través de Little Butterfly Records.

-¿Cuáles son tus influencias musicales?

-Estudié piano clásico, así que la música clásica y todo lo que refiere al estudio de piano es una influencia directa que tengo: Mozart, Beethoven, Bach.

Me gusta mucho Queen, The Beatles, era la música que se escuchaba en mi casa, junto a bandas sonoras de películas, artistas de los años setenta y música country.

Diría que aprendí a tocar el piano y a cantar gracias a Regina Spektor. También gue una gran influencia Leo Maslíah (cantautor, pianista, escritor y humorista uruguayo), que maneja un formato de canción y un humor sarcástico que a mí me encanta.

-En 2018 lanzaste tu primer álbum, Índigo, de manera independiente. ¿Cómo fue el proceso?

-Tenía una serie de canciones que había compuesto entre 2016 y 2017, y alguna más en 2018. Me parecía que ya era momento de animarme y lanzar mi primer disco, por más de que realmente no tenía idea qué pasos tomar.

Me junté con el que fue mi productor en aquel momento, que era docente en la EMC, y le conté que tenía ese material y que quería que lo escuche y me dé su opinión para poder hacerlo. Fue todo muy independiente, a todo nivel: desde la inversión (el dinero salió de mi trabajo como profesora) hasta maquillarme y pintar el piano que está en la tapa del álbum. Ahora tengo un equipo que trabaja conmigo, pero esa experiencia me sirvió muchísimo.

-Lograste incluso tener de percusionista invitado a Rubén Rada…

-Sí, le escribí un mail y le dije que, si le gustaba la canción, lo invitaba a tocar los tambores o a cantar, lo que él quisiera. Rada es una persona muy generosa, siempre da una mano a los artistas, y hace shows a beneficio, y me dijo que le había gustado y que se copaba.

Me propuso ir a grabar a su estudio, ¡fue increíble! Improvisó sobre la canción, que escuchó un par de veces antes, y sólo decidió tocar porque vocalmente para él el tema estaba resuelto. Fue algo mágico realmente.

-"Si canto es porque puedo" es tu nuevo disco, lanzado por la discográfica Little Butterfly Records. ¿Cuál fue tu inspiración principal para este álbum?

-Lo que me pasa con la música es que yo me descubro a través de ella y cuando compongo, voy entendiendo mi forma de ser, pensar y actuar. La inspiración es el descubrimiento. Para componer yo me baso en improvisar.

Este álbum fue un rejunte de canciones que tuve de 2018 hasta ahora, la mayoría son de 2019 a 2020. “Lanza”, por ejemplo, tiene que ver con el feminismo que atraviesa y atravesó mi vida durante todos estos años.

Empecé a leer mucho y a informarme e inspirarme de otras mujeres y disidencias. Siempre tuve una actitud y filosofía feminista, pero no lo sabía, y eso era sinónimo de ser una “loca”. Por suerte, el feminismo ya es algo mucho más universal y las nuevas generaciones, por lo general, son feministas. Entonces, empecé a entender la vida de esa manera.

En este tema hablé explícitamente de eso, fue una decisión usar la palabra “feminismo”. Cuando la mostré, algunas personas me decían que no era necesario que diga la palabra y yo quería generar precisamente la incomodidad de escucharla. Me la jugué, es una protesta. Me siento orgullosa de haberlo hecho, pero tampoco quería que la canción sea solo entre nosotras, el mensaje tenía que ser para todos.

La gente tiene que entender que las mujeres y disidencias estamos en desventaja, porque nos ponen en ese lugar. Todo lo dificultan tanto a tal punto que una mujer para llegar lejos tiene que ser el doble de carismática, talentosa, trabajadora, y los hechos lo demuestran, no es sólo mi opinión. Cuando somos chicas no nos incentivan tampoco, hay roles donde ni siquiera nos invitan a participar. Las mujeres no somos tontas, nos hacen creer que no somos capaces. ¡Es un peligro!

-¿Cómo sigue tu 2021?

-Estamos apuntando a poder hacer la presentación cuando bajen los casos de Covid-19. En Uruguay estamos muy mal en este momento con el tema pandemia. Así que movimos todo para la segunda parte del año, en septiembre recién podría llegar a ser y me gustaría hacerlo donde nací. Me entristece en estos momentos no poder conectar más humanamente con las personas a través de los shows.

Los artistas estamos en el horno y disconformes con las medidas que se han tomado porque no nos están dejando trabajar. ¡Irme de gira sería maravilloso! Cuando se pueda, tocaré en vivo lo más que se pueda. Por el momento pueden escuchar mi álbum en plataformas digitales, van a salir videoclips nuevos. ¡Sólo queda bancarnos virtualmente hasta poder vernos las caras! Es importante promover la cultura y no reprimirla.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios