lunes 3 de agosto de 2020

PERSONAJES | 14-07-2020 08:12

Isabeli Fontana: “La gente quiere sentirse incluida en la moda”

Es una de las modelos más importantes del mundo. Desde su casa de Florianópolis –donde pasa su cuarentena-, la brasileña habla sobre la situación crítica de su país, de cómo vivió el covid-19 positivo de su marido y del futuro de la industria fashion.

Como buena parte del mundo, la vida de Isabeli está en pausa. Pero en una pausa que -según confiesa- le sirvió para reconectarse con los suyos, con la naturaleza y con ella misma. Es lógico que así le haya sucedido a alguien que desde los 13 años se encuentra viajando por trabajo. Desde hace tiempo, Fontana figura en la lista de las modelos más importantes y mejores pagas del mundo. Fue uno de los “ángeles” más famosos de Victoria´s Secret, tapa de cientos de revistas de moda internacionales (protagonista del icónico especial de trajes de baño de Sport Illustrated) e imagen de campañas de marcas como Dolce & Gabbana, Ralph Lauren, Versace y Valentino. Hoy, a sus 36 años, aun activa en el universo fashion decidió abocarse también a estudiar yoga, meditación y concentrarse en llevar una vida lo más sana y sustentable posible. Casada con el músico Di Ferrero -uno de los primeros brasileños que padeció coronavirus- charla con Marie Claire desde su casa de Florianopolis, en donde pasa el confinamiento con sus hijos, Zion (de 12, fruto de su relación con el modelo Álvaro Jacomossi) y Lucas (de 13, cuyo padre es Henri Castelli). 

Isabeli Fontana

-¿Cómo estás viviendo esta cuarentena?

-Aprendí a quedarme en casa, a disfrutar de mi hogar, ya que por mi trabajo me la paso viajando de un lado a otro. Ahora entendí el significado de descansar, mirar para dentro del hogar y organizar el caos diario. Estoy viviendo la cuarentena de manera lenta, cerca del mar y la naturaleza.

-¿Y cómo ocupás tu tiempo?

-Me dedico a otras cosas que antes hacía poco: limpiar la casa, cocinar, cuidar el jardín. Además, redescubrí el potencial de las redes sociales. Comencé una serie de vivos en Instagram para hablar sobre bienestar, moda, belleza, alimentación e incluso salud mental. Ah, también creé una cuenta de Tik Tok y no paro de subir contenidos.

-Brasil es uno de los países más afectados por la pandemia, ¿te preocupa? 

-Por supuesto que estoy preocupada y, por lo tanto, siempre advierto sobre la importancia de mantener la cuarentena, del respeto al aislamiento social y, si tengo que salir, tomo todas las precauciones necesarias: uso una máscara, alcohol en gel y me mantengo a dos metros de distancia de los demás. Reconozco también que hablo desde una posición privilegiada, tengo un hogar confortable, estoy cerca de la naturaleza y puedo mantener mi estabilidad financiera. 

-Tu esposo tuvo covid-19. ¿Cómo viviste esa situación?

-Por suerte, quiero aclarar que está completamente recuperado. Diego fue uno de los primeros en Brasil en tener un diagnóstico positivo. Al principio no fue fácil, todo era muy nuevo, los médicos aún no entendían el virus. Cuando recibió el resultado, yo estaba en San Pablo, así que él pasó su cuarentena literalmente solo. Afortunadamente, hoy estamos todos juntos y sanos.

-¿Qué querés hacer cuando termine la pandemia? 

-Tengo trabajo pendiente fuera de Brasil, pero necesito esperar para saber cuáles serán los próximos pasos y la dinámica de cómo será todo de ahora en adelante. Extraño la libertad de poder viajar (N. de la R.: Isabeli es habitué de Las Cárcavas, el emprendimiento de exclusivas chacras sustentables ubicado en Rocha), conocer gente, reunirme con amigos, pero entiendo la importancia del aislamiento. Creo que encontraremos una nueva forma de relacionarnos.

-La industria de la moda está viviendo también una gran crisis, ¿cómo imaginás lo que vendrá?

-La moda necesita siempre dialogar con su tiempo. Es una industria creativa que ha respondido también de alguna manera a este momento de cuarentena. Por ejemplo, yo participé en el desfile virtual de amfAR, hice tapas de revistas fotografiadas de forma remota, campañas grabadas e incluso un programa de televisión. Creo que la manera de producir y consumir cambiará y será más consciente y menos excesiva. Espero que empecemos a vivir en un mundo más sustentable.

-Desde hace un tiempo el universo del fashion tomó conciencia de la importancia de la diversidad e inclusión…

-No solo la moda, sino que varios otros sectores están enfocándose en la diversidad. No podemos tener un estándar y aceptarlo como único. La gente quiere sentirse incluida en la moda, en las corporaciones, en los dibujos animados, en las películas, en la sociedad en general. El movimiento consiste en traer varias voces, dejar el anonimato y la marginación. Creo firmemente en la mentalidad de las nuevas generaciones.

-¿Qué proyectos tenés para el futuro?

-Continuar mis estudios sobre nutrición y bienestar. Quiero que todo ese conocimiento esté cada vez más presente en mi trabajo. 

-¿Qué es para vos hoy el lujo?

-El tiempo de calidad que paso con mi familia. 

Isabeli Fontana

-¿Es muy difícil ser madre de adolescentes? 

-Ser madre es una delicia, pero tiene sus dificultades en cualquier etapa de la vida de los niños. Lo bueno es que con mis hijos tenemos mucha apertura, hablamos de todos los temas y cada uno respeta y discute el punto de vista del otro. 

-Ambos participaron de una campaña de moda, ¿se dedicarán a eso también en el futuro?

-Les gusta la moda, pero no creo que sea algo que elijan hacer de manera profesional. Están más interesados en la informática y la tecnología.

-¿Cuáles son tus intereses más allá del fashion?

-La moda debe ser estimulante y creativa. Me gusta el lado artístico de la moda. Aparte de eso, estoy interesada en asuntos relacionados con el bienestar, la salud y las prácticas que nos ayudan a estar conectados en el presente y en equilibrio con el universo, como el yoga.

-Sos súper exitosa, ¿fue difícil hacerte valer en tu carrera siendo mujer?

-En la moda hay un movimiento opuesto en relación con otras profesiones, porque las mujeres tienden a ganar mejor que los hombres (como modelo, no en otras funciones). Entonces, tuve un cierto privilegio en ese sentido, pero aún existen las dificultades de ser una mujer en la moda. Tenemos que empezar desde muy chicas (comencé a los 13 años), eso nos obliga a madurar rápidamente y a desarrollarnos lejos de nuestras familias y en otro país. 

-¿Creés en el poder femenino?

-¡Por supuesto! Estoy muy a favor de que las mujeres ocupen un lugar central en sus vidas, carreras, elecciones y reclaman sus posiciones sociales.

-Para terminar, nuestro número de julio invita a soñar a encontrar la parte más luminosa de la realidad. ¿Cuál sería tu mensaje positivo para los lectores argentinos?

-¡Prestá atención al brillo de la vida! Creo que eso es todo: conectarnos con nuestro entorno, con la naturaleza y con nuestro interior. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios