Sunday 23 de June de 2024

PERSONAJES | 17-04-2023 09:00

Elle Fanning: una charla con la actriz musa de Paco Rabanne y que regresa con Catalina la Grande

Tiene 24 años y hace dos décadas que encarna diferentes papeles en el cine; hoy es Catalina La Grande su gran desafío actoral. Además es la cara de Fame, la nueva fragancia femenina de Paco Rabanne.

Creció bajo el flash de los paparazzi y tiene como hermana a Dakota Fanning, la niña de enormes ojos azules y sonrisa entretenida que dejó a todos boquiabiertos, pero Elle es la estrella mimada de Sofia Coppola, la chica valiente de Super 8 (2011) y la debilidad mortal de Angelina Jolie en Maléfica (2013). Pero ella solo se describe como “fan de Lady Gaga y alguien que no tiene miedo de soñar y asumir riesgos”.


Tal como Britney Spears, Winona Ryder y Natalie Portman, Elle Fanning estaba destinada a ser una niña estrella. Nació en el seno de una familia de deportistas que respiraban fútbol americano y vivían la NFL como lo más crucial de sus vidas. Su madre se dio cuenta a temprana edad que los papeles que interpretaban sus hijas en el living de su casa en Conyers, Atlanta, no era simplemente un juego de niñas, sino que era algo que podría convertirse en sus carreras profesionales. 

Elle Fanning

Dejaron atrás su pueblo en el estado de Georgia y se fueron al valle de San Fernando California, donde obtuvo su primer papel con apenas 3 años haciendo la versión más joven de su hermana, Dakota, en la serie de televisión Taken (2002) y en la película I Am Sam (2001). Pero no fue hasta 2006, que interpretó la versión adolescente del papel de Cate Blanchett en la película El extraño caso de Benjamin Button, que puso a Fanning en el radar de los directores de Hollywood para las películas más importantes. Una nueva estrella e it girl había nacido. 

“Interpretar a Catalina La Grande me hizo entender qué quiero ser en este mundo”. 

A lo largo de su carrera, ha sido un fantasma, una princesa Disney, una alienígena, una escritora del siglo XIX y actualmente está rodando la tercera temporada de The Great, donde se funde en la personalidad de la zarina más poderosa: Catalina la Grande, quien en el siglo XVIII moderniza Rusia destituyendo a su depravado y peligroso esposo. “Es la vez que más tiempo he interpretado a un personaje y ella ha significado mucho para mí a medida que descubro quién quiero ser en este mundo”, aclara Elle. No es el primer acercamiento que la actriz tiene con la realeza.

Elle Fanning es descendiente de William Farrar, un inmigrante y terrateniente inglés, considerado como uno de los primeros en habitar el estado de Virginia en Estados Unidos. Farrar fue hijo de Cecily Kelke, una heredera descendiente directa del rey Edward III, quien gobernó Inglaterra durante el siglo XIV. Este nexo hace a la actriz la vigésimo segunda bisnieta de Edward III. 
La conexión de Elle Fanning con el terrateniente de Virginia no es su único nexo con la familia real inglesa. Carole Middleton, madre de Kate Middleton, comparte también una línea de sangre con el rey Edward III, haciendo a Elle Fanning y su hermana Dakota primas lejanas de la duquesa de Cambridge.

Elle Fanning

Después de un largo día de rodaje en las históricas habitaciones del Castillo de Hever en Inglaterra, se da un largo baño caliente y se recuesta mientras disfruta de un reality show. Al día siguiente, Elle, está recargada y ansiosa de volver a ponerse en la piel de la emperatriz rusa y calzarse los fantásticos trajes pomposos y poderosos que caracterizan a Catalina: “El vestido de la coronación que me tocó llevar en la segunda temporada es mi traje favorito”, dice Elle, quien admira y elogia el trabajo cuidadoso de Sharon Long, la diseñadora de la serie. “Poder llevar sus diseños es un sueño hecho realidad”, confiesa, quien no solamente se siente identificada con la personalidad de Catalina, sino que al igual que la emperatriz se expresa totalmente a través de la ropa.

 

“Paso por fases y mi estado de ánimo suele dictar lo que me pongo”, declara la actriz. Catalina es fuerte, rupturista y “alguien que pensaba fuera de la caja”. Lo que Elle muy en el fondo sabe es que su personalidad se asemeja y refleja la de Catalina la Grande. Ésta es la razón principal por la que se convirtió en la enfant terrible y la nueva musa de la última fragancia de Paco Rabanne: Fame. “Estoy encantada de ser embajadora de una marca tan emblemática y el concepto me cautivó por completo”, dice Elle, quien ve a las fragancias como un placer personal y usa perfume a diario ya que lo considera el toque final de todos sus outfits. 

“Mi estado de ánimo suele dictar el outfit que elijo cada día”. 


Elle Fanning se une a una larga lista de mujeres empoderadas que han sido la cara de la firma y que han llevado los icónicos vestidos de cota de malla de Paco Rabanne como Brigitte Bardot, Audrey Hedbourn o Françoise Hardy. Fame fue hecho para Elle y Elle es el match naturalmente perfecto para Fame. 


Cautivadora, excepcional, poderosa y elegante, así es Elle Fanning. A su corta edad es una de las estrellas más jóvenes de Hollywood, una de las actrices favoritas de los directores por su carisma y dedicación al trabajo, que persigue la meta de convertirse en directora. Una mujer imparable como el personaje de Catalina la Grande, que no podría definirse porque quedaría erróneamente limitada. La menor de las Fanning es una referencia de estilo, una seguidora de la moda, un símbolo de lo clásico y lo romántico. 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios