martes 9 de marzo de 2021

MODA | 16-06-2020 18:01

Conocé los increíbles vestidos de Catalina la Grande

Hablamos con Emma Fryer, la británica detrás del vestuario de la esperadísima serie The Great y nos contó todo sobre el proceso de dar vida a la corte rusa del siglo XVIII y del interesante crossover con diseñadores modernos como Christian Dior y Alexander McQueen.

Si algo intuíamos cuando escuchamos el nombre de Tony McNamara como creador de The Great la nueva biopic sobre Catalina La Grande, ¡y el de Elle Fanning como su protagonista!, sus primeros capítulos (que Marie Claire pudo ver en exclusiva) lo confirman del todo: estamos ante una gran serie, que combina una impresionante reconstrucción de época con una retorcida trama de personajes, tal cual McNamara ya lo había hecho en la premiada película de Yorgos Lanthimos, La favorita.

El estreno será el próximo jueves 18, por la plataforma StarzPlay, que en nuestro país está disponible vía Apple TV. Son 10 capítulos que recrean los años de juventud de Catalina (interpretada por Elle Fanning), su casamiento con Pedro III (Nicholas Hoult) y los complots que lleva a cabo para quedarse finalmente con el trono ruso.

También te puede interesar: Las icónicas zapatillas Dior que son furor en Instagram (y te van a obsesionar)

The Great
Una "interesante mezcla de fastuosidad y tradicionalismo", en palabras de Emma. 

La serie deja muchísimas aristas para abordar y una de ellas es el impecable diseño de vestuario, que recayó en manos de Emma Fryer, una experimentada británica que trabajó en muchas series de época y también en otras modernas.

Vía Zoom (Emma reside en Londres), hablamos con ella sobre su trabajo, y la mezcla de investigación e inspiración que hay detrás década uno de los vestidos de esta inolvidable soberana.

-¿Cómo manejaste en principio el equilibrio entre rigor histórico y creatividad?

-Digamos que esa mezcla estuvo presente en todo momento. Sí investigué mucho ese proceso histórico al comienzo, pienso que eso es fundamental, sin investigación previa no hay nada.

Después apelé a varias referencias contemporáneas, pero creo que ahí no pensé demasiado en mantener un balance estricto… (ríe). Me pareció muy importante respetar las siluetas de la época. Y a partir de ahí empezar a “jugar” con otros detalles y telas contemporáneas… Pequeños "twists" que la historia misma me permitía hacer.

También te puede interesar: Series: Todo lo que tenés que saber sobre los mejores estrenos de junio

-Hablamos además de una época muy especial, pleno siglo XVIII….

-Sí, y si bien estamos en medio de ese increíble movimiento cultual que fue el romanticismo del siglo XVIII en Europa, lo cierto es que Rusia también se mantenía muy tradicionalista en muchos sentidos. Su ejército, por ejemplo, eran muy tradicional, no tan “occidental”.

Esa mezcla de folclore y fastuosidad propia del período también me pareció muy interesante, sobre todo porque siempre fui una apasionada del mundo ruso, siempre me atrajo mucho.

-Entre los diseñadores modernos a los que apelaste aparece Christian Dior, ¿es el único o hay otros diseñadores que te hayan interesado en particular?

-Hay varios, pero justo cuando empecé con este trabajo poder ver y disfrutar en profundidad de la muestra de Dior donde me encontré con increíbles vestidos. En todo el proceso fui incorporando además muchas referencias de los años 50, ya que varias formas y siluetas de esos años se asemejan mucho a la época en cuestión.

Después me paseé bastante por locales de diseñadores que también fueron una gran fuente de inspiración, como Alexander McQueen, Vivienne Westwood. En fin, hay muchas referencias actuales, a veces tan solo en un detalle de una manga o en un estilo de tela…

The Great
Emma utilizó una paleta de colores más bien pálida, pero igualmente vistosa.

-En cierto modo, la moda siempre mira hacia atrás…

Definitivamente. En los ultimes años he estado de saltando de proyectos actuales a otros de época y es muy curioso pero ambos tipos de proyectos siempre se han alimentado unos a otros. Lo bueno de este proyecto es que su guion tiene una belleza y una audacia que me permitió hacer esos saltos de gran manera.

-Usaste en algún momento a María Antonieta como fuente de inspiración?

-No. El mundo de María Antonieta ha sido recreado tantas veces y de manera tan genial y hermosa que realmente quise permanecer un poco apartada de todo ese universo de referencias. Lo evité a propósito. Quería armar un mundo propio porque además la paleta de colores de Catherine no es tan vívida, es más bien pálida o neutra.

También te puede interesar: Las chicas del cable: todo lo que tenés que saber sobre la última temporada

The Great
Catalina y su criada personal Marial (Phoebe Fox).

-¿Fue la piel un material tan importante como uno se imagina?

-Usamos mucho sí. La piel es un elemento fundamental para el mundo ruso, sobre todo cuando pasás de escenarios interiores a exteriores. La piel enseguida te transporta a Rusia. Cuando Pedro viaja a la corte sueca, lo hace con un tapado de oso que es realmente genial.

-Por último, Emma, ¿cómo estás sobrellevando vos y tu gremio esta pandemia?

-Digamos que bien pero me considero muy afortunada por ello, terminé de trabajar en otro proyecto justo antes del estallido de la pandemia, a fines de febrero. Filmamos desde septiembre hasta febrero. Por supuesto que la situación fue y es apremiante, pero de a poco comienza a haber un nuevo movimiento en la industria.

Es un proceso lento, pero me entusiasma ver que los signos de reactivación ya están con nosotros.

 

The Great
Con su marido, el zar Pedro III (Nicholas Hoult)

También te puede interesar: La nueva temporada de Friends ya tiene fecha de estreno

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios