Tuesday 23 de July de 2024

MODA | 24-04-2023 09:12

Manuela Rasjido: conocé a esta artista que se inspira en el Norte y apuesta por la sustentabilidad

Pionera en el concepto de sustentabilidad y sabiduría ancestral esta diseñadora catamarqueña se encuentra con Las Intrépidas Silver. Reflexión, responsabilidad y un mundo único dedicado a la estética.

Manuela nació en Santa Maria, en los Valles Calchaquíes, en la provincia de Catamarca, donde vive actualmente, entre el monte y el cielo, junto a su marido, el importante y multifacético artista, Enrique Salvatierra. Se conocieron cuando ella tenía solo 6 años y él pocos años más. Enrique la miró y se enamoró. La vida los reunió años más tarde y de ahí nunca se separaron. 


Manuela y Enrique alternan su vida en medio de los valles, con un maravilloso refugio en plena capital. Los ruidos y tumultos de la gran ciudad, contrastan con un espacio de luz suave y tamizada en un universo lleno de texturas, de colores, de perfumes y de historias. El espíritu del valle y las montañas, que son su fuente constante de inspiración, están presentes en el armonioso espacio que crearon juntos. Allí nos recibieron de manera tan especial como lo sabe hacer la gente sabia: con simplicidad, conciencia y generosidad. 

Mauela Rasjido
Nos tomamos el tiempo y disfrutamos de cada instante, escuchando con asombro, sus conmovedoras y valiosas historias de vida. Manuela es Licenciada en Letras, artista textil, diseñadora, tapicista y creadora de Arte para usar, un estilo muy personal por el que es reconocida nacional e internacionalmente. Por su talento y trayectoria fue merecedora de importantísimos premios. Comparte sus logros no solo con su marido, sino con su talentoso hijo, Jerónimo Salvatierra, artista y arquitecto. 


-¿Cuáles son los materiales con los que trabajás, y qué técnicas usas? ¿Qué es el barracán y cómo se logra?
-Nací en Santa María, provincia de Catamarca. Es un bello rincón de los Valles Calchaquíes, a 2000 metros sobre el nivel del mar, al norte de Argentina, al pie de Los Andes, que con una impronta étnica y cultural ha mantenido antiguas tradiciones y variadas técnicas textiles. Aquí se desarrollaron las más importantes culturas de la arqueología argentina. Me interesó investigar, pulir y crear variantes sobre diversos procesos del hilado y del tejido, logrando una variedad en texturas y colores que son únicos. Modifiqué para mis prendas el barracán original porque me resultaba áspero y sin la caída que yo necesitaba para darle fluidez a mis diseños. Todas estas telas están realizadas en lana de oveja hilada a mano y tejidas en telar rústico horizontal.

“Me interesó investigar, pulir y crear variantes sobre diversos procesos del hilado y del tejido, logrando una variedad en texturas y colores que son únicos”.


-¿Utilizás técnicas ancestrales para teñir las lanas? 
-La instancia del teñido, tanto de las lanas o de las telas, es mi aleph personal en la etapa creativa, y me refiero en el sentido de energía creadora. Es el momento que más disfruto y lo hago personalmente. No delego en nadie. Hace 45 años empecé a probar, a averiguar a las ancianas del pueblo y luego mucha prueba-error. Viajé por el cordón andino tanto de nuestro país como de Bolivia y Perú, preguntando, recopilando datos. Al comienzo y por algunos años solo logré una paleta baja, suave. Años después recién pude obtener los colores intensos como el fucsia, el rojo y otros. Los colores están logrados con vegetales, resinas, corteza y óxidos minerales de las montañas.


-¿Sentís que quien se lleva una prenda tuya se lleva un poco de nuestra historia, cultura, de nuestras tradiciones?
-En realidad, para referirme a mi obra, más allá de lo valioso de las técnicas, prefiero hablar en otros términos. Mis preocupaciones tienen que ver con lo estético. Más ligadas al arte que a la moda, por la visión de la idea y del concepto. Hice colecciones inspiradas en el paisaje que me rodea, sus cerros de colores, su luz, sus silencios o de una cultura del pasado como la Wuari. También en los escalonados del Pucará de Rincón Chico frente a casa, de los campos sembrados...Mis paletas son espejo cromático de campos de pimientos y maíces, de viñedos, de otoños granates, de tierra parda ocre o rosada salpicada de arbustos solitarios hacia la montaña y tupidos y verdes cerca del río. Es una forma de vida. Una búsqueda hacia mi interior, un alejamiento de lo superfluo y masivo, por lo tanto una afirmación de lo esencial. Siento que quien lleva una prenda mía se lleva toda una historia cultural de mi lugar, pero tamizada a través de mi mirada. 

Mauela Rasjido
 

-¿Cuánto tiempo se necesita para realizar un tapado, respetando los ciclos de la naturaleza, el trabajo y los tiempos de las hilanderas, tejedoras?
-Hacer una prenda implica para mí mucho más que tiempo en bruto: precisión, memoria dactilar, cálculos en el telar, horas de vida. Empecé a comprender las entrañas del tejido y se parecieron mucho a las entrañas de un texto, al ejercicio minucioso de la escritura que llega después del primer chispazo y es puramente artesanal. Yo había estudiado Letras en la Universidad Nacional de Tucumán. Aquí empezaba a encontrar el sentido: el construir complejidad de la nada y de punto en punto. Si bien para una pieza grande, importante, puedo tardar dos meses aproximadamente, siempre trabajo respetando los ciclos de la naturaleza, esquila en primavera, luego el hilado...y así hasta completar todo el proceso. Trabajo con un pequeño equipo, entrañable, que formé personalmente desde cero según mis requerimientos y necesidades, por lo tanto no hablo de comunidades sino de personas.


-¿Qué diferencia hay entre tu moda- arte y tus cuadros y tapices?
-Me gusta contar historias a través de imágenes visuales. Tanto para mis prendas como para mis tapices. Si bien son imágenes y conceptos muy diferentes, siempre hay un hilo conductor, tal vez en el color, en ese “aire de territorio” que los hace contar de una cultura en particular y que al ser pasados por mis huellas dactilares y mi mirada los convierte en contemporáneos y universales. Trabajo todo el tiempo y la inspiración me encuentra en plena tarea de taller. 

Fotos: Eve Grynberg. 
@Las_intrepidas_silver

at Las intrépidas Silver

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios