domingo 26 de enero de 2020

MODA | Hace 1 mes

Pampita y Angie Landaburu: quién es el diseñador predilecto para las bodas

Gabriel Laje vistió a las dos novias más famosas de la actualidad. En esta nota un recorrido por su vida. 

Como en todo artista, crear y proyectar son rasgos constitutivos de Gabriel Lage. Si no está concentrado en un diseño, es probable que esté imaginando una secuencia de un desfile o planificando un viaje para descubrir nuevos escenarios. 

Consolidado como uno de los diseñadores argentinos con más proyección en el exterior, en 2020 cumple treinta años en la moda y para honrar esta trayectoria su marca adopta una nueva imagen: ahora Gabriel Lage es Lage.

Una impronta renovada que mantiene su esencia. Visitamos su atelier de Recoleta y conocimos un poco más a este creador que recibió de su padre un valioso legado familiar: el savoir - faire de la alta costura, con sus exigentes estándares de tradición artesanal y respeto por los detalles.

También te puede interesar: Quién es Evangelina Bomparola, la diseñadora que vistió a Fabiola Yáñez

¿Te apasiona crear y proyectar también fuera del taller?
Sí, pero sé escuchar cuando necesito ayuda. Disfruto de armar mi casa, de armar mi vida. La verdad es que aprendí con los años. Antes era mucho más ansioso, quería tener todo ya. Compraba cosas buenas o no tanto, pero no importaba. Con los años aprendí a respetar más lo que me gusta sí o sí. Si no lo consigo, esperar.

¿Sos de visitar mercados de pulgas?
Sí, y afuera voy a todas las ferias de antigüedades que pueda. Acabo de viajar a la costa francesa y quería traerme dos macetas que eran maravillosas, pero era imposible.

Gabriel Lage

Me gustan objetos determinados, soy ecléctico, que para mí está bueno. Mi casa representa un poco lo mío, entonces no me importa si algo no va con otra cosa. En general, la gente entra y dice “¡qué bueno esto!”. Hay objetos que atesoro, que no los cambio. Y también me pasa que

Estás todo el tiempo creando…
No puedo parar, pienso continuamente. Todos me dicen que tengo que parar, pero yo no la paso mal. Quizás estoy acostumbrado a esta vida y no me doy cuenta. A veces me siento como un nene porque vivo imaginando. La gente en algún momento para de imaginar, yo no dejo de imaginar nunca.

En tus diseños hay quizás una impronta  art déco. ¿Es un estilo que te interesa?

También te puede interesar: Cómo usar marcas de lujo sin hacerle daño al planeta ni a tu bolsillo

Sin dudas, sí, me sale mucho. Es muy loco, no es que busco el art déco para armar un vestido, sino que me doy cuenta cuando termino de hacerlo que es una pieza art déco.

Siempre me llama la atención. Me encanta lo art déco. Hace muchos años, en el aeropuerto en Nueva York vi un PT Cruiser, ese auto de Chrysler que lo veías de frente y parecía antiguo.

Volví fascinado y cuando llegó el primero acá, lo compré. Estaba esperándolo. Me ha pasado de estar adentro del auto y escuchar “que feo auto”, porque no gustaba acá. Pero yo estaba feliz, no me importaba nada. Era un auto art déco.

¿Te gustan las líneas o la referencia a esa época?
Las dos cosas. Empezaron por gustarme las líneas, después me involucré en saber cómo era ese movimiento, porque me llamaba poderosamente la atención. Recorro mucho galerías de objetos.

Gabriel Lage

En el art decó hay piezas que tienen un estilo muy marcado y otras que se van un poquito, pero las ve un arquitecto y te dice que son art déco. Me pasa que me gustan esas piezas, sin saberlo voy hacia eso.

Últimamente también estoy disfrutando mucho de la arquitectura. Antes no le daba tanta importancia, ahora sí. Estuve viendo algunas cosas de Le Corbusier, por ejemplo.

Yo conocía lo que todos conocemos de él, pero no había visto edificios. Ahora que estuvimos en Marsella visitamos un edificio de Le Corbusier y disfruté mucho de ver los pequeños detalles, los colores.

¿Qué encontramos en tu biblioteca de Spotify?
Te encontrás con algo rarísimo, porque escucho de todo. Me gusta mucho el jazz, todo el jazz cantado me encanta, pero tengo una parte de DJ de pop.

También te puede interesar: Descubrí cómo se realizan los sombreros Panamá 

Yo empecé a pasar música a los 14 o 15 años, en la década del ´80 y pasaba pop. Para mí ese fue el mejor pop, muy elegante, con muy buenos sonidos.

Con un cambio de sonido grande: empezamos a escuchar mejor, un sonido más vibrante, más limpio. Hasta ese momento todo era más chato.

¿Sos purista en cuanto al formato en el que escuchás música?
Sí, escucho mucho disco de pasta. Es más, hay algo que lamento tremendamente. Tenía cantidad de bateas, debería tener más de cuatro mil discos y en un momento no supe qué hacer. Parecía que habían pasado y regalé cantidad.

No sabés cómo me arrepiento. Todavía tengo las bandejas de siempre, y hace cinco años Eduardo, mi socio, me trajo una bandeja especial para DJ creada por David Guetta.

Tuve que aprender a usarla porque ya no es lo mismo, todo es digital. En las fiestas pasaba música y me hacía feliz. Mis amigos, somos todos más o menos de la misma edad, me decían “pasá lo que pasabas en tal lado”.

¿Tus amigos siguen siendo los de siempre?
Se sumaron algunos, desde ya. Pero sí, tengo los de siempre. Mis amigos están sin tener que hablarnos todos los días. Con una de mis mejores amigas de Mar del Plata a veces decimos “hace nueve meses que no nos vemos” y es el mismo amor. 
 

at María Inés Viturro

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios