domingo 26 de septiembre de 2021

MODA | 30-04-2020 14:50

Todo lo que tenés que saber sobre la monoprenda

Casi un siglo después de que Elsa Schiaparelli pusiera a la prenda en el mapa de la moda, el mono de trabajo adoptó múltiples formas y significados. También en el aislamiento.

Pocas piezas en la moda tienen ese effortless impact como un mono, jumpsuit o todo-en-uno (como prefieran llamarlo). Desde sus comienzos como atuendo de la fuerza aérea, pasando por su dominio de las pistas de baile de los años 70, hasta convertirse en una prenda básica del estilo urbano; el mono es un clásico que los diseñadores continúan reimaginando.

No importa cuál sea el espíritu de la época, su capacidad inigualable para hacer un fashion statement nos demuestra que hoy más que nunca - gracias a la pandemia que actualmente estamos enfrentando - sigue siendo la mejor solución a la hora de vestir.

Monoprenda
Sarah Jessica Parker

Antes de que aterrizara en las pasarelas y alfombras rojas del mundo, el mono servía para un contingente más práctico. La modista Elsa Schiaparelli fue de las primeras en trabajar el diseño del traje de bunker embolsado, al igual que el artista florentino Thayaht, que lo hizo pensando en darle libertad a los paracaidistas y librepensadores de la época.

También te puede interesar: Joggineta: la prenda más usada y más odiada de la cuarentena

La simplicidad y utilidad del mono fue rápidamente adoptada por otros aviadores, pilotos de carreras y fuerzas aéreas internacionales y por la Segunda Guerra Mundial, los overoles de mangas cortas diseñados por Vera Maxwell se convirtieron en una parte central del uniforme de trabajo femenino durante la guerra y un emblema de empoderamiento femenino.

En las décadas siguientes, actrices de Hollywood como Janet Leigh y Katharine Hepburn le aportaron glamour en la pantalla grande, mientras que Yves Saint Laurent, André Courrèges y Emilio Pucci presentaron sus propias interpretaciones al gremio de la moda.

Monoprenda
Cher vistiendo un mono en uno de sus conciertos

En el escenario, Elvis Presley, David Bowie y Cher capitalizaron su potencial teatral y en la pista de baile, Bianca Jagger y los sibaritas de Studio 54 convirtieron al mono en un ícono de la música disco de los años setenta.

También te puede interesar: ¿Las marcas de lujo cambiarán para mejor después de la pandemia?

La mirada militar caqui de Sigourney Weaver en Alien, el inolvidable estampado de leopardo de una pieza de Mel B y el infame catsuit rojo de látex de Britney han ayudado a su estatus icónico.

El mono continúa evolucionando como un básico de la moda más cool y una pieza destacada de la moda de ocasión, incluso de novia, desde que Solange Knowles usó un mono de color crema en su boda en 2014.

También te puede interesar: Cuáles serán las tendencias del invierno según los diseñadores más reconocidos del país

Y en la pista, sigue entregando momentos destacados, como el de Kaia Gerber en la pasarela Primavera-Verano 2018 de Versace en homenaje a la media estampada que usó Christy Turlington en el desfile de 1991, que junto al vestido Gucci de Alessandro Michele en color verde pistacho de su última colección, nos ratifican que el amor hacia esta pieza lejos de morir, se prolonga.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios