domingo 17 de enero de 2021

MODA | 29-12-2020 09:15

Murió Pierre Cardin, uno de los diseñadores más influyentes del siglo XX

Falleció hoy a los 98 años. El diseñador y empresario franco italiano tuvo una enorme visión a la hora de pensar la vestimenta de hombres y mujeres por igual.

Falleció el diseñador Pierre Cardin a los 98 años según informó la agencia AFP. Sin dudas, una de las grandes figuras del mundo de la moda. Pierre Cardin fue  uno de los creadores más influyentes del siglo XX, pero también un destacado pionero en sastrería masculina y alta costura. Cardin, cuyo verdadero nombre es Pietro Cardin, se crió en una familia de clase alta con gusto por el lujo y la moda a medida.

Su padre, un comerciante de vinos, deseaba que su hijo se formase como arquitecto, pero desde pequeño se interesó por el diseño y la confección de moda.

Con tan solo 17 años recién cumplidos, Cardin se mudó a Vichy para cumplir su sueño de convertirse en sastre. Después de la Segunda Guerra Mundial se unió a la casa de moda Paquin, donde ayudó a diseñar el vestuario de la película de Jean Cocteau, "La Bella y la Bestia". 

Este proyecto abrió las puertas a un joven Cardin que consiguió un puesto para trabajar en la casa de alta costura de Christian Dior.

Precursor del menos es más y de una cierta idea de futuro y bienestar, ha sido un auténtico visionario. La moda tiene múltiples lecturas y, cuando es auténtica, mágicos desarrollos. Hubo un mágico momento en el siglo XX, en los únicos y maravillosos sesenta, en los que ser genial tenía premio.

Pero no un premio cualquiera, sino un premio merecido, porque se premiaba a la gente que tenía ganas de futuro y sed de libertad. Y llegó Pierre Cardin para saciar esa sed de libertad y esas ansias de futuro.

Desde la alta costura y con el más exquisito chic parisino, Pierre Cardin desparramó por el mundo las imágenes, elegantemente futuristas, que todos querían y necesitaban desear. Dio sus primeros pasos con Paquin, se contagió del guiño estético de Schiaparelli y redondeó su maestría como jefe de atelier chez Dior.

Y con una cabeza perfectamente amueblada y una sensibilidad sin fronteras, desplegó una maestría de líneas digna de un gran pianista, que impresionó al mundo por su transparencia de líneas y conceptos. Cardin demostró que nunca está de más conocer el oficio y lo que está de menos es desconocerlo.

Porque es absurdo creer que la moda es un arte. Arte es lo que él ejerce desde el mecenazgo más sutil. "Prefiero invertir en cultura que en páginas publicitarias", una de sus frases más conocidas y reconocidas en todo el mundo. 

Y la lleva al pie de la letra apoyando a futuros grandes artistas, auditando a posibles estrellas y habilitando las ruinas del chateau del marqués de Sade para que la lírica tenga futuro.

Los que lo conocieron lo adoran y lo definen con una frase que vale más que mil imágenes: "Pone su corazón en todo lo que hace porque tuvo la capacidad de entusiasmarse como un niño en los proyectos en los que cree".

Cardin, con su sabiduría para componer, con tejido, hilo y aguja, la más bella sinfonía estética, inventó en los sesenta lo que en los noventa llamaron minimalismo, el menos, es más. Porque, como él bien dice: "Lo esencial es lo más bello".

A lo largo de su trayectoria, Cardin mostró siempre su conformidad y preferencia por los motivos geométricos. Como resultado, y en una situación muy parecida a la que sufrían los creadores japoneses en Europa, sus diseños eran tachados de inútiles e "ignoraban la forma femenina".

Sin embargo, avanzó hacia la moda unisex, pero no siempre tan práctica como debería haber sido. Problemas de haber nacido en su tiempo. 

El éxito generalizado de su línea de ropa masculina llevó a la rápida expansión de la marca y en 1976 había seis boutiques Pierre Cardin repartidas por todo París

En 2011, toda la prensa mundial, al unísono, recitó el anuncio inesperado de que el diseñador quería vender su grupo por mil millones de euros. Aunque el Wall Street Journal consideró que valía aproximadamente una quinta parte de esa cantidad, Cardin no se echó atrás y finalmente decidió no vender la marca por motivos meramente personales y de salud.
 

Desde Marie Claire España

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios