viernes 18 de octubre de 2019

LIFESTYLE | Hace 1 mes

Inspirado en los años 30: un particular dúplex antiguo con aires de casa

La chef Josie Bridge es ante todo una mujer de experiencias, y así se refleja en cada ambiente de su hogar, donde la elegancia se combina con objetos atesorados y un diseño al servicio de la funcionalidad y el confort.  

Mucho más allá de sus largas horas en EAT Catering, las ganas de agasajar parecen ser parte permanente de su ADN. Incluso cuando no está trabajando, Josie Bridge es una anfitriona perfecta. 

Y así se nota en su casa, un espléndido departamento de los años 30 en el que largas mesas, una generosa cocina y cavas provistas dan cuenta de su amor por las reuniones bien armadas, esas que no solo ofrecen platos ricos sino que están atravesadas por una historia.

“Hago comidas para amigos, hemos llegado a ser 30 en este comedor. En la última habíamos ido con Tommy (Perlberger), mi socio, a un criadero de esturiones en Uruguay, donde cosechamos caviar y visitamos la planta. 

Josie Bridge recrea en su hogar la década de los 30

Y a la vuelta armé una en la que vino el dueño del criadero, nos hizo una presentación, catamos caviar y hasta mandé a hacer unos esturiones de madera chiquitos para cada uno”, cuenta. Aunque lo suyo es organizar comidas todos los días, esta versión, asegura, es la que le da oxígeno y termina de completar la experiencia de su trabajo. 

También te puede interesar: Filosofía Hygge: las claves para una deco danesa

Tal vez despojado en contraposición al resto de la casa, el comedor es sin embargo de los lugares que más vida cobran. 

Chef y socia del catering más reconocido de Argentina, los inicios de Josie en la cocina pueden remontarse a los veranos de su infancia en Tierra del Fuego. Allí, instalada en una estancia lejos de todo, ayudaba a su abuela materna a preparar platos para su familia. 

“Me acuerdo de la huerta gigante, la manteca casera, el pan, los asados, el cordero”, evoca con una sonrisa. Los años en la isla le dejaron tanto amor por la cocina como por los animales y la vida al aire libre.
 “La ciudad es muy importante para mí, pero me parece que el campo te da esa versatilidad de poder adaptarte a cualquier situación”, sostiene. 

Josie Bridge recrea en su hogar la década de los 30

De esa veta exploradora nació también su interés por el turismo, la carrera que estudió. Sin embargo, no pasó mucho hasta que comenzó a incursionar en la gastronomía profesionalmente, haciendo eventos para conocidos y realizando pasantías en las cocinas de Francis Mallmann, Pablo Massey y Germán Martitegui

Y para cuando sintió que las comidas a pedido la estaban superando, llegó a la puerta de Tommy Perlberger, a quien le ofreció trabajar a la par. De eso hacen hoy 25 años, en los que hicieron de EAT el catering más respetado y reconocido del país.

También te puede interesar: Cómo decorar tu casa con toques infantiles

“Tommy es el socio perfecto, y nos complementamos muy bien. Si bien los dos cocinamos, él está sobretodo en la producción, y yo tengo una veta más comercial”, cuenta. Inquieta y pura acción, no hay evento de su proyecto al que Josie no asista. Por eso, su tiempo en casa es muy preciado. 

Las noches que puede estar, le gusta comer con su hijo Giorgio, su mejor compañero. Con él disfruta cocinar, jugar en el playroom y mimar a su perro Nacho y sus dos conejos, entre otras actividades.

Josie Bridge recrea en su hogar la década de los 30

“Hasta separarme de su papá, vivíamos en una casa en La Horqueta con muchos animales, así que siempre fuimos bicheros”, relata. Tras esos años con mucho verde alrededor, Josie buscó un departamento con aires de casa, y lo encontró en este dúplex antiguo con paredes gruesas, techos altos y pasillos eternos

“Estuvimos un año en obra para ponerla en valor, el trabajo lo hizo Dolores Otamendi. Hubo que cambiar hasta las cañerías, pero mantuvimos la estructura original porque es increíble”, detalla. Entre los agregados nuevos resaltan los pisos de mosaico calcáreo en baños y cocina y un tratamiento especial a la boiserie

También te puede interesar: Concreto: el material más cool para remodelar tu casa

El resultado es un departamento que respira elegancia, armonizando la belleza de los años con el diseño más funcional. Con muebles de grandes proporciones y texturas cálidas, el despliegue de adornos y objetos es delicado y con propósito; mientras un barco de madera realizado por su padre preside una chimenea, un hueso de cadera de guanaco encontrado en Tierra del Fuego adorna un perchero en el cuarto principal. 

Nada es aleatorio y aunque el espacio sobra, nada se acumula. Nada, excepto una pequeña perdición: los libros de cocina, que merecen su propia biblioteca.
 

at Vicky Guazzone di Passalacqua.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios