Wednesday 22 de May de 2024

LIFESTYLE | 26-05-2023 12:44

Responsabilidad afectiva: ¿qué es y por qué es tan importante?

Se trata de tener en cuenta a la otra persona y es clave en cualquier relación

Mucho se habla en el último tiempo de responsabilidad afectiva. De hecho, su mala interpretación, puede llevar a algunos a decir que es una exageración y que no tenemos por qué andar aclarando todo a alguien que acabamos de conocer. Pues bien, la responsabilidad afectiva no se trata de comunicar cada cosa que pasa por nuestra cabeza para ser responsables con esa persona, es más, quizás hasta es necesario omitir algunos pensamientos u opiniones para ejercerla correctamente.

Amigos
Responsabilidad afectiva

La responsabilidad afectiva no es más que ponerse en el lugar del otro. Se trata de desarrollar nuestra empatía, y ser capaces de comprender cuáles serían los sentimientos y emociones de quien tenemos en frente a partir de nuestros dichos y actitudes. Es por eso, que justamente no se trata de soltar todo lo que se nos cruza por nuestra mente, sino hacer que esto pase por un tamiz, pensar antes de hablar para no herir. 

Con esto no estamos fomentando la mentira, sino tan solo el hecho de medirnos en nuestras acciones y palabras. Pensemos si aquello que vamos a decir es realmente necesario, o si eso que vamos a hacer va a herir a la otra persona. Eso es la responsabilidad afectiva, una cualidad que todos deberíamos tener teniendo en cuenta que somos seres sociales que dependen de la interacción con un otro.

Amigos
Responsabilidad afectiva

Consiste en salir un poco de nuestro ego e individualismo y entender que no somos los únicos que tienen emociones y sentimientos, todos los tenemos. Es por eso, que algunas prácticas como el ghosting o el slowfading pueden ser muy dolorosas, no por el hecho de que la persona desaparezca, sino por no haber sido clara y no encontrar, entonces, razones para explicar su actitud.

La responsabilidad afectiva no se reduce a la relación de pareja

Se mal interpreta que la responsabilidad afectiva debe tenerse solo para con nuestro vínculo amoroso. Quizás, si partimos de que esta responsabilidad también debe tenerse hacia familiares y amigos, comprenderemos que este concepto no es una exigencia caprichosa sino que que es una cualidad que debemos desarrollar como seres humanos que viven en comunidad.

Amigos
Responsabilidad afectiva

También debemos ser respetuosos y empáticos con nuestros amigos. Es más, si pedimos estos atributos en alguien que acabamos de conocer y que catalogamos como un “amigo con derechos”, ¿cómo no pedir responsabilidad a un amigo de toda la vida? Si vamos al punto, deberían importarnos más esas amistades verdaderas y de toda la vida, que aquella relación que ni siquiera apunta a ser algo serio.

Por eso, es importante tener en claro que la responsabilidad afectiva no se reduce solo al vínculo amoroso, sino que va más allá y es un concepto que necesariamente debemos entender para mejorar como sociedad. 

Amigos
Responsabilidad afectiva

Sin embargo, la psicóloga Iria Reguera advierte que tener en cuenta las emociones del otro no significa bajo ningún punto de vista dejar de lado nuestros sentimientos y callar aquello que nos aqueja simplemente por cuidar al otro. A veces es necesario que nos sentemos a hablar para decir todo aquello que nos pasa, de la mejor manera posible, aunque ello a veces implique que la otra persona tenga que atravesar por cierto dolor.

Es algo que debe regularse, y en lo que debemos encontrar un equilibrio. Debemos tener en cuenta al otro, con sus sentimientos y emociones, pero no por ello debemos olvidarnos de nosotras mismas, y de nuestros propias emociones. Ponerse en el lugar del otro para no herirlo, pero tampoco ponerlo por encima de nuestras necesidades al punto de olvidarnos de nuestro propio bienestar y salud.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios