LIFESTYLE | Hace 4 semanas

Terapias de Reemplazo hormonal: pellet o el “mal llamado” chip sexual

Una nueva edición de la columna a cargo de Miriam De Paoli en la que cuenta sin tabúes como es vivir la etapa de la menopausia.

¿Hola, cómo andan?

Nosotras súper ocupadas trabajando en el contenido más complejo que ya tocamos en No Pausa: todo lo relacionado a las terapias de reemplazo hormonal. El gran “cuco” de la menopausia.

Hay mucha desinformación, información contradictoria, puntos de vista diferentes… en fin, mucho para investigar.

Para empezar, decidimos hablar del más controversial: el “chip sexual”. Pero, antes que nada, queremos dar un marco general acerca de lo que es el famoso y mal llamado dispositivo, según los especialistas. 

Es clave entender que este método también se enmarca dentro de las Terapias de Remplazo Hormonal: terapias que consisten en la administración de hormonas (o sustancias con acción similar), para el tratamiento de los síntomas que atravesamos en la menopausia. 

Ahora sí, entendimos eso, pero… ¿qué es un pellet?

También te puede interesar: “Independientemente de la edad, la menopausia va a ser parte de nuestras vidas”

Acá tuvimos nuestra primera sorpresa: todxs sabemos que las drogas suelen venir en diferentes “formatos” (cápsulas, comprimidos, píldoras, ampollas, etcétera)  y que a su vez son administradas de diferentes formas: vía oral, inhalatoria o intravenosa.

Y ustedes se estarán preguntando, ¿por qué decimos esto? Bueno, porque los pellets, técnicamente, son vías de administración de una droga. ¡Exacto! decir pellet es como decir pastilla (inclusive existen pellets para tratar el alcoholismo, por ejemplo). Es decir, si bien le decimos pellet al “chip sexual”, un pellet es una forma más de adquirir una droga. 

Según la Dra. Majo Araujo (MN 125.098), especialista en Ginecología Estética Regenerativa Funcional, “la característica de este tipo de formato es que tiene la capacidad de liberar diariamente una dosis gradual de droga cuando lo colocamos en el tejido graso”. 

En principio no se trata de un chip sino de un perdigón (pellet) del tamaño de un grano de arroz que libera paulatinamente una droga al implantarse bajo la piel (en el abdomen o un poco más arriba del glúteo) mediante un procedimiento quirúrgico sencillo con anestesia local. 

¿Qué tipo de droga se utiliza en los pellets?

También se puede interesar: ¿A qué se “parece” una menopáusica?

Si bien en otros países existen en el mercado pellets de diferentes tipos de hormonas (DHEA (deshidroepiandrosterona), estradiol, etc.), en nuestro país son de testosterona e introducen en el cuerpo hormonas bioidénticas (químicamente idénticas a las que produce nuestro cuerpo) que provienen de una fuente botánica.

En la perimenopausia existe una producción menor de testosterona por parte del tejido ovárico (¡sí! las mujeres tenemos andrógenos y su producción es a nivel ovárico y desde la glándula suprarrenal). Entonces, es un proceso natural que esa producción baje en la medida que vamos envejeciendo.

La Dra. Araujo nos explica que “lo que hace el pellet es suplementar eso que está disminuyendo y, por su formato, lo hace de forma más fisiológica (lenta o paulatina) que otras vías de administración”.

Ahora bien, nos preguntamos, ¿por qué querríamos suplementarlo?, ¿qué beneficios se supone que obtenemos? Según aquellos que están a favor de la aplicación de este tipo de terapia (no todxs los medicxs apoyan su aplicación), esta alternativa ayudaría a combatir muchos de los síntomas de la menopausia.

Mejora el área cognitiva, la esfera sexual, la resequedad vaginal e inclusive disminuye los sofocos”, según la Dra. Araujo. Y también agrega: “Notamos mejoría de la masa ósea y muscular y sobre todo da una sensación de bienestar general, por eso afuera se lo llama la hormona de la vitalidad”.

También te puede interesar: Cuando las “ganas” pueden más: incontinencia urinaria en la menopausia

También, la Dra. Vilma Rosciszewski (MN:86546) coincide en el hecho de que “aumenta el vigor y, al estar mejor, eso hace que todo el resto mejore”. 

En resumen, si escuchamos la voz de quienes lo apoyan, la terapia de remplazo hormonal a través de la vía de pellet, mejoraría el bienestar y la energía que fue disminuyendo solo como producto de los cambios y el desbalance hormonal que llega con esta etapa. 

¿Pareciera la panacea no? Pero…en lo exclusivamente sexual, el psicólogo y sexólogo Patricio Gómez Di Leva nos comentó que los pacientes que quieren una solución mágica para la bajada de la libido el chip solo no sería la respuesta ya que, según él, sin un diagnóstico médico, psicológico y sexual, lo más probable es que el efecto no sea el esperado y que además se sume otra decepción a la bajada de deseo sexual. 

Si lo estás considerando, es importante tener en cuenta estos cuatro puntos (no son muchos así que no tienen excusas, es fácil de recordar):

1. Como siempre decimos en No Pausa, cada cuerpo es único y reacciona de forma diferente. Es decir, que los beneficios sean esos para algunas mujeres, no quiere decir que sea lo que vamos a experimentar todas las personas que decidimos hacer uso de la terapia.

Nuestro cuerpo debe estar preparado para poder recibirlo y no es para todxs. La Dra. Vilma explica muy bien, “es como un vestido que tiene que quedarte bien y para que te quede bien tenemos que haber hecho algunos estudios previos”.

2. Se debe hacer una detallada evaluación clínica previa, como la que se realiza en cualquier tratamiento hormonal, ya que se trata de evaluar que no exista ninguna patología que sea hormonodependiente y que pueda agravarse con la administración de hormonas.

También te puede interesar: ¿Cuánto hablamos, conocemos, sabemos y compartimos sobre menstruación?

Lo que queremos explicar con este punto es que, el “éxito” de los resultados dependen de una serie de factores que el especialista deberá tomar en consideración (aprovechamos para decirles que se trata de un tratamiento médico que debe estar supervisado por un profesional de la salud). Es decir, hacerse las cejas  en una clínica estética y de paso ponerse “el chip sexual” no nos parece una buena idea.

3. La solución no es eterna: la duración de los efectos del pellet de testosterona suele ser de entre 4 y 6 meses. Es decir, en seis meses podríamos colocarlo nuevamente o volver a la situación inicial. 

4. NO ESTÁ REGULADO POR LA ANMAT: es de eso que se agarran sus detractores.

Antes de finalizar esta nota nos parece importante ampliar el último punto. Muchas mujeres nos han manifestado su preocupación acerca de la falta de regulación por parte de la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT).  

Según los especialistas es un tipo de medicamento llamado out off label (lo que sería el empleo en la práctica médica cotidiana de un fármaco, sin evidencia conocida de beneficios o contraindicaciones para una determinada patología).

Es decir, la ANMAT no autoriza su uso para la finalidad con la que está siendo usado (en este caso sería para mejora de la calidad de vida). “No es aprobada para esa finalidad, lo que no significa que la droga no esté aprobada para otros tipos de usos ni que genere un daño”, explica Araujo. 

Sin embargo, del otro lado de la vereda también existe una fuerte opinión en contra. Por ejemplo, AAPEC- la Asociación Argentina para el Estudio del Climaterio- considera que, al no estar reguladas, se desconoce su procedencia y por tanto eso implicaría un serio riesgo. 

Como siempre proponemos en No Pausa, el primer paso es informarnos y saber que existen posiciones encontradas: están aquellos que –más allá de que su uso no esté aprobado en nuestro país para esos fines- lo utilizan con sus pacientes y confirman sus resultados, y quienes no consideran como una opción y lo creen peligrosos. 

En síntesis, si están considerando la opción de hacer uso de esa terapia, es importante que consulten a su médicx de confianza, debatan con xl si es o no una alternativa para su cuerpo y que lo analicen teniendo en cuenta todas estas variables. 

IMPORTANTE REFORZAR ¡son tratamientos médicxs que deben ser supervisados por profesionales de la salud! (no es conveniente que sean aplicados por otro tipo de profesionales). 

¿Qué piensan del tema? ¿Conocen a alguien que lo tenga? ¿Nos cuentan sus experiencias?
Un abrazo y nos hablamos en 15 días,
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios