jueves 18 de abril de 2019

LIFESTYLE | Hace 1 semana

Las recetas de la abuela se vuelven gourmet

Polenta cremosa con ossobuco, costilla de asado, ñoquis y sopa: lo tradicional también puede ser sofisticado.

La velada comienza en el bar Alberto´s por el nombre del abuelo de las actuales dueñas del Hotel Hilton Buenos Aires. La atención principal se direcciona hacia allí, para hacerle honor a ese hombre proveniente del mundo del espectáculo, que pensaba construir un estadio pero se inclinó por construir un apart de lujo de 417 habitaciones, que el año pasado supo albergar a los primeros mandatarios de todo el mundo con motivo del G20. 

Llama la atención  que un hotel de tamañas dimensiones quiera volver a sus orígenes y bautizar al bar del lobby con el nombre del fundador, que simultáneamente tiene una nueva carta basada en una coctelería joven.
Francisco, un portugués nativo, el nuevo gerente de bebidas y comida llegó al hotel hace 3 años luego de haber compartido sus vivencias en Uruguay, Brasil, España y algunos otros países. Su visión es clara: los huéspedes ya no buscan repetir costumbres en un hotel sino que quieren sentirse parte y como en casa. 

Y con este espíritu el chef ejecutivo Pablo Barbero pone a prueba todos los sentidos con una carta que recuerda los sabores de la abuela (de hecho la receta de una de las salsas de la carta es de la abuela postiza de Sebastián, uno de los chefs) con ingredientes orgánicos y propuestas sustentables que se extienden hasta la vajilla. 

Carta de Hotel Hilton Buenos Aires

Desde las bandejas hasta los platos del restaurante El Faro, todo es confeccionado por una cooperativa de mujeres empoderadas que busca sostener sus hogares a partir de la confección de elementos sustentables, con el sello de la artista Teresa Diaz.

Y esa energía es la que acompaña a la nueva carta de la temporada invierno. Comenzando por la sopa de coliflor, kale y pomelo que, aunque mantiene la tradición del sorbo caliente como entrada, la reinventa y la transforma en una opción ideal para vegetarianos y celiacos. 

Carta de Hotel Hilton Buenos Aires

La mezcla entre membrillo y queso, el tradicional plato de postre, también se presenta como una entrada pero en una versión salada. La exquisita conserva proviene de una marca pequeña de Mendoza, como mucho de sus productos. 

Los chacinados, como la mortadela altamente recomendada, son caseros y realizados por un chef sanjuanino de tan solo 22 años. 

Osobuco y polenta cremosa, costilla de cerdo y conchiglioni con ragú de cordero son los platos más fuertes, con autentico sabor de la nona, que se ofrecen como opciones para compartir. 

La mesa del fondo

Lo más novedoso y en sintonía con la propuesta culinaria es La mesa del fondo, un banquete preparado en la cocina del hotel que además de ofrecer privacidad, invita a tener un contacto más directo con los chefs y ayudantes de cocina. Mientras preparan los platos para un grupo exclusivo de personas (a partir de 8 y hasta 18) continúan abasteciendo al hotel. 
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios