lunes 26 de octubre de 2020

LIFESTYLE | 04-09-2020 20:42

Kintsugi, una técnica cerámica -y filosofía- japonesa ideal para esta era

Originada en el siglo XV, propone una especial manera de reparar cerámica rotas, revalidando sus “cicatrices”. Mañana, habrá una conferencia abierta y gratuita para conocerla a fondo.

Los orígenes del Kintsugi son difusos y legendarios y tienen un nombre propio que los engloba: Ashikaga Yoshimasa, un shogun (título militar y honorario) japonés que a fines del siglo XV decidió reparar sus tazones de té favoritos enviándolas a China. El resultado, tras meses y meses de espera, no fue el esperado en absoluto ya que el arreglo constaba sólo de unas toscas grapas de metal.

A partir de ahí, Ashikaga comenzó un nuevo peregrinar, esta vez por su tierra, en busca de artesanos locales que pudieran mejorar las piezas, cosa que consiguió finalmente mediante una técnica muy utilizada en Japón: la unión de los fragmentos con un barniz espolvoreado de oro.

También te puede interesar: Velas sustentables: todo acerca de estas nuevas aliadas para el relax

Claro que las “cicatrices” (de la ruptura y del arreglo fallido) quedaron bien a la vista, pero con el tiempo ese rasgo se convirtió en su fuente absoluta de diferenciación, transformándola además en una filosofía de vida.

También te puede interesar: Diseño post pandemia: Los objetos de decoración que eliminan bacterias

Más que resiliencia

Su premisa, claro, es bien gráfica e inspiradora: en lugar de buscar tapar nuestras marcas y cicatrices, el Kintsugi busca revalidarlas, embellecerlas y reivindicarlas.

¿Una suerte de precursor de la hoy también muy en boga resiliencia? Podría decirse que sí, siempre y cuando se la considera no como una “anulación” de lo anterior sino como una especie de “continuación superadora”.

Kintsugi
La conferencia del maestro Takehito Kobayashi está organizada por la Embajada del Japón.

Filosofías a un lado, lo cierto es que la técnica primigenia también siguió expandiéndose con los siglos y al día de hoy representa todo un gran saber en el mundo de la cerámica.

Mañana sábado a las 19 llegará una gran chance de poder sumergirse en todos sus secretos a través de la conferencia gratuita y virtual que ofrecerá el Maestro Takehito Kobayashi.

Titulada “Las cerámicas que renacen con el Kintsugi” y organizada por la Embajada del Japón en Argentina, la clase abierta se dará por Zoom por lo que sus cupos son limitados. La inscripción se realiza por acá.

También te puede interesar: De oro y diamantes: así es el tapabocas más caro del mundo

Sobre Takehito Kobayashi

Takehito Kobayashi nació en 1981. Luego de culminar sus estudios para trabajar como esteticista durante cuatro años, se independizó con una labor relacionada a la cerámica que amaba desde hacía mucho tiempo: restaurar y combinar vasijas.

En abril de 2009, con 27 años de edad, creó wad (@wadcafe en redes), un emprendimiento que difunde las cosas buenas de Japón. Se inició como una galería de cerámica contemporánea, un espacio de descanso donde se pueda disfrutar del té con obras de autores, y un taller de restauración que utiliza la técnica tradicional y simplificada del Kintsugi.

Desde la creación de wad, para que puedan disfrutar con tranquilidad de los recipientes cerámicos, dejando de lado la idea de “igualmente se romperá…”, no sólo se ofrecen restauraciones de recipientes cerámicos (Kintsugi simplificado), además de un lugar donde disfrutar de comidas e infusiones, sino que también se reciben pedidos especiales de arreglos.

También te puede interesar: Cómo sumarle toques modernos y románticos a un depto antiguo

Tras una primera conferencia sobre Kintsugi en 2012, en Polonia, inició sus talleres de Kintsugi en Taiwán y Corea, en 2017. En 2019, presentó el Kintsugi en el Centro de Investigación de Patrimonios Mundiales y en el Museo Cernuschi de París, Francia, especializado en arte asiático.

Actualmente sigue ofreciendo, dentro y fuera de Japón, conferencias y talleres sobre Kintsugi, tanto simplificado como tradicional, además de charlas sobre cómo disfrutar de los recipientes de cerámica, incluso con el té japonés.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios