martes 21 de septiembre de 2021

LIFESTYLE | 04-02-2021 19:00

Euge Zavaroni nos comparte todos sus secretos para reciclar muebles

Arrancó con el mobiliario de su casa y terminó transformándose en una referente total del área (de hecho acaba de estrenar la segunda temporada de su programa en Más Chic). Acá, sus tips y conceptos indispensables.

Ver “tesoros” donde todos los demás solo ven descarte. Ese es en parte la tarea de Eugenia Zavaroni, más conocida como “La recicladora de muebles”, título incluso del programa que tiene en Más Chic y que acaba de estrenar su segunda temporada (martes y jueves de febrero a las 18).

Con ella hablamos para conocer un poco más los secretos y conceptos básicos de un oficio que bien puede darle nueva utilidad y vida a nuestros sillones, cómodas, cajoneras, mesas, armarios, camas y mucho más.

-¿Qué consejos iniciales le darías a quién quiere ponerse a reciclar sus viejos muebles?

-Para iniciar lo mejor que se puede hacer es poner manos a la obra, no tanto pensar o esperar a tener un momento especial para hacerlo, yo creo profundamente que "haciendo" es cómo logramos que las cosas sucedan. 

-¿Qué elementos/herramientas son indispensables?

-La verdad es que el abanico de herramientas es enorme, y obviamente dependerá de los trabajos a realizar pero lijas, pinceles, rodillos, espátulas, martillo, destornilladores, removedor, viruta, guantes son super útiles y necesarios a la hora de reciclar. Ir incorporando herramientas progresivamente es la mejor manera de armar nuestro taller.

-A la hora de iniciar la tarea, ¿qué nociones/consejos hay que tener en cuenta? ¿Hay algunos colores que no fallan nunca?

-Sin dudas el color a elegir o la técnica a aplicar dependerá del ambiente dónde estará ese mueble. Elegir colores que armonicen está bueno como también lo está elegir un color totalmente contrastante que resalte el mueble, que lo haga protagonista... Lo lindo de reciclar nuestros propios muebles es que podemos jugar con ellos, sentirnos libres de hacer lo que realmente nos dé la gana.

-¿Qué pondrías en una especie de “guía básica para recicladores de muebles”?

-Reciclar muebles puede ser un oficio o simplemente una terapia, trabajar con las manos nos conecta, nos reconforta y nos hace muy bien. En mi caso, empezar por los muebles de casa fue una gran manera de practicar, luego seguir luego por los muebles de la familia y amigos me dio confianza y coraje para lanzarme al mundo exterior, es un camino muy personal...

Lo único que les puedo decir es que disfruten del viaje y que no permitan que ¡nada ni nadie los detenga!

-¿Hay errores clásicos que deberíamos tratar de evitar?

-Si, la ansiedad, la impaciencia son errores que nos pueden arruinar un trabajo. Es importante respetar los tiempos de secado, respetar cada uno de los procesos para lograr el resultado esperado.

-¿Todo mueble reciclado queda bien o te pasó de ver muchos casos de “mmm, esto no tiene solución”?

-La verdad nunca me pasó pensar que "No tiene solución" o por lo menos no lo pienso así. Sí elijo de lo que veo cuáles reciclo y cuáles no, me parece que va más por el lado de la necesidad que tenés al momento de hacerlo.

-Contanos un poco de tu historia, ¿en qué momento te diste cuenta que un “hobby” o pasión podía ser también una profesión?

-Hace 5 años atrás, con mis hijos pequeños y trabajando para la empresa de mi marido, los fines de semana eran mi cable a tierra, eran mi momento para meter mano a los muebles de casa. Luego mi familia y amigos comenzaron a hacerme pedidos.

Me armé un blog bien casero y así fue como empecé a mostrar mis trabajos, siempre compartiendo información. Con el tiempo me di cuenta que eso era lo que me hacía feliz, así que junté coraje y renuncié al trabajo con mi esposo (12 años acompañándolo), copé el quincho de casa y lo transformé en mi taller que hoy en día es dónde realizo mis trabajos.

-¿Qué consejos podes darnos también sobre ese tema, el emprendedurismo?

-Enfocarnos en nuestras necesidades, y las ganas de hacer, escucharnos y valorarnos. Participar de talleres (si bien no es un momento para hacer presenciales) los talleres suman conocimiento, y además conectás con gente, gente del palo, con las mismas necesidades, dudas y eso genera lindos lazos a futuro.

Mantenernos activas, creo profundamente que la acción y el hacer son grandes generadores/motores de momentos y circunstancias maravillosas, por ejemplo: al principio no tenía pedidos entonces, ¿qué hice? Empecé a pintar mis muebles y a mostrarlos, y eso generaba consultas y pedidos de presupuestos.

Otro punto muy importante es la organización, estar organizadas ayuda a que las cosas fluyan de mejor manera ya que emprender requiere de muchísimas tareas tan amplias como variadas.

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios