jueves 30 de junio de 2022

LIFESTYLE | 08-06-2022 08:21

Traslasierra: descubrí este paraíso biodinámico y sustentable

Frente al Cerro Champaquí, en San Gabriel, se encuentra Posada la Matilde, la primera comarca biodinámica de Argentina. Un entorno único para el relax y disfrutar de buena gastronomía y vinos cordobeses.

Nació tal cual cómo lo soñaron. En 2015 un grupo de amigos de la secundaria decidió comprar el predio en San Gabriel (Traslasierra) para construir una posada agroecológica biodinámica y sustentable con vista al imponente cerro Champaquí. Decidieron bautizarla como La Matilde, en honor a una de sus abuelas. De a poco el predio se fue armando y concretando con la idea que tenían en mente: una posada de adobe, una granja, una huerta, un invernadero, viñedos, una bodega de lujo para la zona y todo construido con una visión sustentable.

Córdoba: con la magia de Traslasierra
La entrada a la posada con vista a las Sierras más altas de la región.

Ningún detalle está librado al azar, todo tiene un por qué y cada cosa fue pensada para generar el menor impacto posible en la naturaleza del lugar.


Por empezar, nos referimos a su construcción. Íntegramente realizada con muros de ladrillos de adobe, revoques de barro y yeso cocido, molduras hechas a mano, pinturas en base a baba de cactus y pigmentos naturales, madera de tirantes de techo original de bosque seco, puertas y ventanas construidas artesanalmente con durmientes reciclados y herrería a fragua. La Matilde cuenta, además, con un sistema de aislación térmica, calefacción de agua por radiación solar, recolección de aguas de lluvia y reciclaje de aguas grises para riego. Las maderas están impregnadas con savia de chañar y los pisos tratados con cera de abeja y aceite de lino, evitando así el uso de ceras y barnices artificiales.
 

Córdoba: con la magia de Traslasierra
 El staff de cocina está compuesto por mujeres que cocinan solamente con productos de estación.

No solo las vistas a las sierras, sino también las plantaciones de vides y el servicio de gastronomía y de hotelería invitan a un verdadero dolce far niente. Los cuartos de la posada, todos con vistas y con un espacio al aire libre recuerdan a esas estancias antiquísimas, cada uno tiene el nombre de una flor o planta de la zona. Las amenities del hotel son también ecológicas, tanto el jabón como el shampoo y el acondicionador son en barra y los realizan en un taller detrás de la posada llamado Vayacalma. Y los pasillos del alojamiento están repletos de arte; los cuadros, telares u objetos le dan un toque chic único a la decoración.

La gastronomía merece un párrafo aparte, porque todo fue pensado bajo el concepto farm-to-table (o sea de la huerta a la mesa). De esta manera el menú está organizado de forma estacional, la mayoría de los productos se producen ahí y, en caso de no encontrar, compran directamente a productores locales. El staff de la cocina de DeAdobe está conformado por mujeres que hacen todo casero, desde el pan hasta las mermeladas y jugos.

Tienen un horno de barro y parrilla para realizar ciertos platos calientes. Está abierto todos los días desde el desayuno hasta la cena para huéspedes o simplemente para visitantes de La Matilde. Por supuesto allí se pueden degustar los vinos que ahí mismo producen o elegir algunos otros de Traslasierra. La bodega de La Matilde fabrica por ahora Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat, pero ya están incursionando en nuevas cepas para ver como se adaptan a este terroir cordobés y sumarlos a la carta. Sus etiquetas se llaman Sierra Roja y Ladrón de Corazones. Detrás del restaurante hay una bodega que se armó especialmente con etiquetas de varios lugares del país, en donde se hacen encuentros o catas.

Córdoba: con la magia de Traslasierra
Jabones en barra naturales para los huéspedes. También son producidos en un taller detrás de la posada.



Entre las actividades que se pueden realizar se encuentran bicicletadas, cabalgatas y caminatas por la zona. El punto de encuentro es una pulpería ubicada bien a la entrada al costado de la ruta, allí venden un helado único (con sabores serranos) y productos artesanales, además de los vinos de La Matilde. Cerca del casco principal hay también una piscina con deck para descansar con vista al cerro, un invernadero en donde cosechan las plantas y flores que después se encuentran en las habitaciones o los pasillos y un santuario con una vírgen en medio del bosque para los creyentes.


Cuentan los expertos que San Gabriel como todo el valle de Traslasierra gracias a su microclima su tierra posee una alta concentración de iones negativos; esto es muy bueno ya que tiene un poder curativo y antiestrés. Sin dudas, la posada acompaña y ayuda a sumergirse en este espíritu del entorno para encontrar placer y mucho descanso.

Córdoba: con la magia de Traslasierra
En la posada se producen vinos, entre ellos Malbec, Cabernet Sauvignon y Tannat.

 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios