lunes 26 de septiembre de 2022

LIFESTYLE | 16-09-2022 11:55

Cómo influye la luna en nuestro descanso

Aunque parezca una leyenda o un mito, la luna sí puede influir en nuestro sueño.

Quizá alguna vez notaste que algunos días al mes te cuesta dormir un poco más y lo más probable es que en esas ocasiones la luna llena esté muy próxima. Puede ser que te suene a mito o leyenda, pero un estudio demostró que efectivamente nuestro sueño sí está relacionado con las fases lunares y más concretamente con la luna llena. 

Un estudio realizado por Universidad de Basilea en Suiza demostró cómo el sueño de los humanos y los ciclos lunares están conectados. Para esto, los científicos realizaron un experimento liderado por el Profesor Christian Cajochen. Analizaron el sueño de 30 voluntarios divididos en dos grupos y monitorizaron el sueño de ambos, midiendo las ondas cerebrales, los movimientos oculares y la secreción de hormonas.

Demostraron que aunque el estilo de vida moderno predomine en los humanos, lo cierto es que nuestros cuerpos todavía responden a los ritmos geofísicos de la luna.

luna llena
La luna llena de Septiembre - Fuente: Redes Sociales

Los datos que obtuvieron fueron que la calidad del sueño iba cambiando conforme cambiaban los ciclos lunares. Cuando se acercaba la luna llena la actividad cerebral encargada de regular un sueño profundo caía un 30%. Además, comprobaron que las personas tardaban al menos cinco minutos más en conciliar el sueño y que dormían 20 minutos menos de lo habitual.

Además, los niveles de melatonina, la hormona que regula el sueño, también fueron peores durante la luna llena.

Por qué no podemos dormir bien en luna llena

Un equipo de investigación con participación del investigador de CONICET Ignacio Spiousas, que trabaja en el Laboratorio de Dinámica Sensomotora del Departamento de Ciencia y Tecnología de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ) comprobó que en períodos de luna llena, la gente duerme peor.

El estudio, titulado “Sueño deslumbrante: sincronización del sueño humano con el ciclo lunar en condiciones de campo”,  concluyó que en los días previos a la luna llena, la gente se va a dormir más tarde en la noche y duerme por períodos de tiempo más cortos. Es uno de los primeros estudios realizados “en la naturaleza” (y no en un entorno de laboratorio), que demuestra oscilaciones y tendencias relacionadas con las fases de la luna y su luminosidad.

Además, esta investigación fue realizada junto a científicos de la Universidad de Washington y la Universidad de Yale con trayectoria en el campo de estudio de los ritmos circadianos

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios