LIFESTYLE | Hace 4 meses

Adopción de cachorros: 12 tips para que se adapten los primeros días

Tener un nuevo integrante en la familia es una gran alegría y también una responsabilidad. Aquí una guía práctica para que tu mascota se adapte fácilmente.

La llegada de una nueva mascota es un lindo momento pero también puede ser un poco estresante porque ambas partes deben acostumbrarse a una nueva dinámica. Por eso, la médica veterinaria del Laboratorio Labyes, Belén Villar, aporta algunos consejos para darle mayor comodidad al cachorro en su llegada a tu hogar.

Las primeras noches pueden ser las más complicadas porque el cachorro extraña a su mamá y al resto de la camada, para aliviar su tensión podés llenar una botella con agua tibia, cerrarla, envolverla y ponerla en su camita para que simule la temperatura corporal de su mamá.

Solicitar a su entorno previo un trozo de tela que tenga olores “familiares” ayuda a transitar el desarraigo.

Colocar un reloj en su cama también es una gran idea, el “tic-tac” le resultará parecido al latido del corazón de su mamá y eso lo relajará.

Concertar la primera consulta con un profesional veterinario/a para hacer un chequeo general y averiguar por las mejores opciones de alimento, según sus características particulares.

En el caso de los perros, si pueden conocer su nuevo hogar en ocasiones previas a la mudanza, es muy útil para que se vayan familiarizando con un nuevo entorno.

Es importante saber si el cachorro cuenta con algún plan de desparasitación y/o vacunas y en tal caso, solicitar que junto con el cachorro se entregue su correspondiente Libreta Sanitaria, para corroborar dicha información y continuar con el plan ya iniciado.

Evitar vacunar al cachorro días previos o inmediatamente al llegar al nuevo hogar, ya que el estrés por el que atraviesa puede reducir sus defensas e interferir con la respuesta a la vacuna.

No realizar cambios bruscos de alimento, incluso si cambiamos una marca de balanceado por otra de mejor calidad, ya que cualquier alteración en su flora intestinal puede generarle malestar. Si dudamos o desconocemos acerca de la dieta que venía consumiendo, podemos mezclar el “nuevo” alimento con arroz los primeros días, para amortiguar cualquier desequilibrio.

Dentro de la media hora luego de que come, permitir que el cachorro permanezca en un lugar de la casa dónde pueda defecar/realizar sus deposiciones/necesidades, a fin de crear hábitos deseables y evitar que ensucie otros lugares del hogar.

Un error muy frecuente (en especial cuando hay niños en la casa) es interrumpir al recién llegado cuando está durmiendo, sin embargo, es muy importante respetar sus momentos de descanso ya que eso facilitará su adaptación y socialización con los demás miembros de la familia.

Definir el lugar de casa donde tendrá su camita para que sepa cuál es su lugar, cuando quiera “refugiarse” y estar tranquilo.

Tratar de que no duerman en la cama de sus “humanos”, ya que de esta forma reducimos la posibilidad de accidentes y además, evitamos fomentar hábitos que quizás no podamos sostener en la medida que el cachorro crece.

De todas formas, si tenés alguna duda o señal de decaimiento, realiza siempre una consulta con un profesional de confianza, quien te dará las indicaciones adecuadas para que tu cachorro crezca fuerte y sano.
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios