miércoles 25 de noviembre de 2020

LIFESTYLE | 29-10-2020 16:10

Astrología: Cómo es cada signo en el sexo

Los astros también revelan detalles sobre el placer sexual.

Los seres humanos han estudiado sus inclinaciones y preferencias sexuales durante miles de años y, en más de una ocasión, la astrología ha formado parte de estos análisis académicos.

Lo cierto es que el signo del Zodíaco -determinado por la fecha de nacimiento y la posición de los astros ese día- influye mucho en la personalidad de cada persona, y por ende, en su actitud general hacia el sexo: con qué otros signos se es compatible, que produce excitación o rechazo, su estado de ánimo, su líbido, entre otras características

Astrología y relaciones sexuales

Aries

Como primer signo del zodíaco, estas personas ardientes son conocidas por su alta intensidad. No es de extrañar, que cuando se trata de sexo, se exciten con facilidad y tengan momentos puntuales de pasión.

Las personas arianas siempre están listas para un desafío, aunque la previa no es su fuerte, siempre estarán dispuestas a hacer disfrutar a su pareja.

Tauro

Este signo está gobernado por Venus, el planeta del amor y la belleza. Al ser el más sensual del zodíaco, su libido está estrechamente relacionada con el oído, la vista, el gusto, el olfato y el tacto.

¡El sexo es una experiencia sensorial para las personas de este signo! ¿Una curiosidad? La zona más erógena de Tauro es el área del cuello y la garganta.

Géminis

Este signo no tiene tapujos. Al estar gobernado por Mercurio, el planeta de la comunicación, se puede excitar fácilmente con relatos eróticos o con un lenguaje subido de tono.

Cáncer

Aunque las personas Cáncer pueden tener relaciones sexuales casuales, valoran mucho más la intimidad y el afecto. Este signo, que está simbolizado por el cangrejo, necesita estar completamente cómodo antes de salir de su caparazón: deben confiar en sus parejas plenamente para disfrutar totalmente de sus relaciones sexuales.

Leo

En la cama, las personas de este signo son declarativas y de performativas. Por eso, adoran la seducción (tanto dar como recibir) a través de citas lujosas, gestos románticos o regalos. 

Virgo

Estas personas piensan constantemente en sexo y son muy abiertas a probar nuevas experiencias en la cama. Gobernadas por Mercurio, el planeta de la comunicación, este signo se excita más con el humor, el ingenio y las conversaciones inteligentes. 

Libra

Tiendan a tratar a sus parejas como obras de arte, adorando tanto sus cuerpos como sus mentes. Refinadas y elegantes, las personas Libra valoran la sensualidad y la intimidad, donde buscan siempre un placer recíproco.

Escorpio

No hay signo del zodíaco más asociado con el sexo que este. Por eso, dominan todas las técnicas de seducción y tienen un insaciable apetito sexual. Tampoco tienen miedo de adentrarse en juegos de dominio y sumisión. 

Sagitario

Como les encanta explorar, el sexo siempre resulta una aventura para estas personas juguetonas y positivas. Suelen tener siempre una actitud despreocupada cuando se trata de sexo e intimidad. ¿Una curiosidad? El sexo en público les excita.

Capricornio

El signo más ambicioso del zodíaco aborda el sexo con determinación y dedicación. Las personas de este signo se preocupan mucho por el placer de sus parejas, dan lo mejor de sí y se enorgullecen de sus logros sexuales.

Acuario

Estas personas tienden a buscar amantes poco convencionales y disfrutan rompiendo las reglas. ¿Una curiosidad? Adoran los juguetes sexuales.

Piscis:

El último signo del zodíaco absorbió la sabiduría, el conocimiento, el dolor y la alegría de los once signos anteriores. Con este perfil emocional el sexo de Piscis es extremadamente espiritual: las personas de este signo entienden el acto sexual como el entrelazamiento de dos almas hermosas y únicas. El sexo tántrico puede ser su mejor aliado.

Desde Marie Claire España

 

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios