sábado 23 de octubre de 2021

CULTURA | 16-09-2021 17:53

Pompidú: cómo es la obra sobre la esquizofrenia que cosecha aplausos de pie

Malena Ratner y José “El Purre” Giménez Zapiola protagonizan en el San Martín un romance utópico y muy emotivo. Acá, todos los detalles y razones de su éxito.

Malena Ratner y José “El Purre” Giménez Zapiola no sólo son pareja en la vida real, sino que también vienen trabajando juntos en distintos proyectos y vuelven al teatro con “Pompidú”, escrita y dirigida por Catalina Piotti.

La obra, que tiene funciones todos los jueves a las 20 hasta el 28 de octubre en el Cultural San Martín, desafía los límites racionales y plantea la reconciliación con el pasado para poder avanzar en la vida en vez de escapar.

Pompidú
Dos personajes unidos en la búsqueda de amor y paz.

Ratner interpreta a Érica, una joven artista con esquizofrenia que deberá elegir entre enfrentar un pasado doloroso o vivir en un mundo imaginario. Después de la muerte de su madre, su tía Susana (interpretada por la gran Eugenia Bonel) se hizo cargo de ella, mientras su padre construyó otra familia en París. Susana enferma y debe enviar a Érica con su padre a Europa.

En medio de toda la crisis, Érica se vuelve más sensible que nunca y en su imaginación vive “Inti” (El Purre), quien construye un París ideal para los dos donde la locura se vive con libertad, pero también el joven y romántico es dueño de muchas verdades y reflexiones para ayudar a la joven. Aunque hay momentos en los cuales la ayuda se vuelve peligrosa...

Pompidú
Eugenia Bonel, Malena Ratner y “El Purre” .

Las interpretaciones de Malena y El Purre se destacan de principio a fin, haciéndote formar parte de ese universo que la mayoría de las personas desconocen de lo que es vivir con una enfermedad mental.

Érica logra hacerte emocionar en momentos muy extremos de su propia sensibilidad e Inti es un personaje fuerte, que no sólo tiene el poder de suavizar las situaciones sino que también le pone humor.

Por su parte, cabe destacar la impecable actuación estelar de Eugenia Bonel, que tiene su momento clímax que no esperabas. Vale cada segundo el acto de “la carta”, que no hace más que dejarte un nudo en la garganta. No spoilearemos su momento estelar.

Con todos estos condimentos, Pompidú (la manera de llamar al museo parisino Pompidou) deja muchas preguntas internas para el público, al punto de darte el impulso de tomar decisiones. Porque así es el arte, tan movilizante como capaz de cambiar por completo el rumbo de tu vida.

Pompidú
La obra está escrita y dirigida por la joven dramaturga Catalina Piotti.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios