sábado 12 de junio de 2021

CULTURA | 04-02-2021 18:00

Malcolm & Marie: Todo sobre la llegada de Zendaya a Netflix

Escrita y dirigida por el mismo creador de Euphoria, la película “utiliza” los dilemas y conflictos de pareja para hablar de muchos temas actuales.

Discriminación, violencia, celos, poder, amor, corrección política y cultura de la cancelación. Estos son algunos de los temas que aparecen y reaparecen en Malcolm & Marie, la nueva película original de Netflix que se estrena mañana en la plataforma y que está protagonizada por John David Washington (hijo de Denzel y protagonista de Tenet) y la popular Zendaya.

La sinopsis parece muy simple y acotada: la pareja del título (Washington y Zendaya) regresa a su casa -en realidad, a la mansión hollywoodense que les provee el estudio- luego de la exitosa avant premiere de la película dirigida por Malcolm.

Escrita y dirigida por Sam Levinson (el mismo de Euphoria, la serie que consagró a Zendaya), este drama romántico comienza jugando, y mucho, con ciertos paralelos entre realidad y ficción.

¿Es el personaje de Washington una suerte de Levinson, un director cuya obra maestra (ejem, ejecutivos de HBO…) es sobre una chica afrodescendiente que necesita curar su adicción a las drogas? ¿es el personaje de Zendaya, actriz y ex adicta, efectivamente su gran musa inspiradora?

Disquisiciones a un lado, lo cierto es que la película comienza jugando con muchos tópicos de la actualidad norteamericana y global –básicamente, el racismo, y luego la llamada cultura de la cancelación- para pasar de a poco a un incesante duelo verbal y sentimental entre ambos protagonistas.

Si al comienzo domina la felicidad y (perdón) la euforia por lo logrado en esa avant premiere, al pasar los minutos serán muchas las cuentas pendientes, tanto del pasado como del presente, que empezarán a emerger.

Y de a poco se largará así una desgarradora lucha dialéctica, que tomará la forma clásica de la pelea de box a lo Hollywood: golpes de KO de un lado, caída del otro para dar lugar a un inmediato contraataque enardecido.

Filmada durante el más estricto “lockdown” de Hollywood, Malcolm & MArie desborda de espíritu indie: fílmico 35 mm en blanco y negro y dimensiones mínimas, solo dos actores y una única locación, la mansión de Malibú. ¿Su presupuesto? Dos millones y medio de dólares, una cifra irrisoria para cualquier producción original de Netflix.

La música es también un punto alto de su apuesta, y es responsabilidad de otra figura bien conocida para el grupo: Labrinth, el mismo que compuso que creó la banda sonora de Euphoria.

¿Será, como algunos predicen, una película de Oscar? Es altamente probable, tanto por el guion y la sobria dirección de Levinson como por las actuaciones de los protagonistas. En especial, claro, Zendaya, que podría de esa manera cerrar un largo año pandémico realmente envidiable.

 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios