martes 9 de agosto de 2022

BELLEZA | 05-07-2022 08:02

Todo sobre el futuro de los tratamientos de estética

Un informe de tendencias globales denominado The Future of Aesthetics proporciona una visión inigualable del futuro de la estética a nivel mundial.

The Future of Aesthetics'es un informe desarrollado por Allergan Aesthetics para comprender la industria de la estética del mañana.  Por empezar, el interés de los consumidores en la estética médica continúa aumentando. El número de procedimientos estéticos no quirúrgicos realizados en todo el mundo sigue creciendo alcanzando  casi dos millones entre 2017 y 2020. Se espera que este crecimiento continúe, con 23 millones de rellenos dérmicos y 14,6 millones de procedimientos corporales previstos para 2025. 

Paralelamente, los médicos de todo el mundo también atendieron a más pacientes,  más jóvenes,  de una amplia gama de orígenes étnicos y notaron que hay más pacientes masculinos interesados en los procedimientos. Carrie Strom, vicepresidenta sénior de AbbVie y presidenta de Global Allergan Aesthetics, destaca; "La estética es una industria dinámica, que debe adaptarse y evolucionar continuamente con hábitos cambiantes y normas culturales cambiantes".

El experto colaborador del informe, el Dr. Jonquille Chantrey, cirujano estético del Reino Unido, subraya que : "Estamos entrando en una era vibrante para la estética. Las tendencias culturales y de consumo están chocando para crear las condiciones para un crecimiento exponencial. Como profesional, mi objetivo principal es capacitar a mis pacientes en su propio viaje estético. Tener una mayor comprensión de estas tendencias nos ayudará a determinar cómo conectar, tratar y atender a este paciente del mañana y, en última instancia, proporcionar un enfoque más personalizado de la atención en toda la industria".

 

Tendencias

 

1. Individualidad diversa:

Personas de todas las etnias buscan tratamientos estéticos y deben verse reflejadas y representadas en los ensayos clínicos, en los profesionales que las tratan y en las clínicas a las que acuden.

2. La nueva masculinidad:

A medida que las convenciones de género se vuelven menos rígidas y la belleza se democratiza, las nociones tradicionales de masculinidad se ponen en tela de juicio. El hombre moderno, independientemente de su edad o estatus social, se siente cada vez más cómodo cuidando tanto su cuerpo como su aspecto. Los hombres representan una oportunidad de mercado creciente para los tratamientos estéticos en los próximos años.

3. Belleza genderless:

La belleza está dejando de lado la división por sexos para hablar con una sola voz a todos. Adoptar un enfoque degénero no significa borrar el género por completo, sino celebrar todas las posibles permutaciones y expresiones del mismo, encontrando espacio para todos.

4. Expresión efímera:

La belleza ya no se define de forma rígida, sino que la creatividad pasa a primer plano. Gracias a ello, puede aumentar la demanda de tratamientos mínimamente invasivos y más temporales.  

5. Experiencias elevadas:

Para satisfacer las demandas de un público cada vez más sofisticado, los profesionales están desarrollando entornos y servicios en sus clínicas que se acercan más a una experiencia inmersiva y de lujo, desbloqueando un enfoque más holístico.

6. Nuevas fronteras corporales:

Mientras que la estética facial ha dominado el mercado durante mucho tiempo, los profesionales de todo el mundo están inclinando el cuerpo como la nueva frontera para el crecimiento y la innovación, abriendo un enorme mercado incremental.

7. La ética de la estética:

La estética debe estar regulada y ser segura para todos los pacientes. Los profesionales se centran en tirar de la industria hacia arriba estableciendo la norma. El sector debe garantizar que la educación y la formación sean de la máxima calidad y que se proporcione información fiable a los pacientes para que puedan tomar decisiones informadas y seguras sobre su tratamiento.

8. La lente digital:

Ver a uno mismo a través de una pantalla, y cómo eso puede distorsionar las percepciones, era una cuestión que se filtraba en el fondo antes de que llegara la COVID-19. La pandemia y la tendencia a trabajar y socializar en línea han puesto la imagen digital en primer plano. Junto con la ya omnipresente manipulación de las fotos en las redes sociales, el modo en que la comunicación digital cambia la percepción que los consumidores tienen de sí mismos, y su relación con la estética, es un tema candente.

9. La belleza y el metaverso:

Las generaciones futuras serán nativas virtuales, que navegarán sin problemas por el reino físico y el digital, con implicaciones en la estética para la educación de los pacientes, la consulta y las decisiones de reserva y compra. También es probable que veamos una creciente experimentación en juegos, espacios virtuales y realidad aumentada.

10. El fin del envejecimiento:

Los consumidores están comenzando los tratamientos estéticos antes para retrasar los signos de envejecimiento, mientras que en el otro extremo, la ciencia está acercando la posibilidad de regenerar las propias células.

 

 

at Redacción Marie Claire

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios