BELLEZA | Hace 3 meses

10 consejos para controlar la piel con rosácea 

Aunque es una enfermedad que no se cura, se puede controlar y su tratamiento mejorara notablemente la piel. 

Una enfermedad inflamatoria y crónica de la piel, que se presenta en la cara y se caracteriza por el rubor y la aparición de manchas roja: es es la rosácea. Por lo general se presenta en personas adultas de entre 30 y 50 años y sobre todo en pieles claras, aunque estas características pueden tener excepciones. Además es más común en las mujeres aunque también hay casos en los hombres y resultan más severos. 

Las dermatólogas Vanina de Marco y Karina Nadur, ambas pertenecientes a la Sociedad Argentina de Dermatología y directoras de ND Skin, Dermatología clínica y estética explicaron, en exclusiva para Marie Claire que si bien está comprobando que la rosácea se complica con las temperaturas extremas, tanto frías como de calor, aún no se conoce la causa exacta de la enfermedad. 

De todas maneras factores como el sol, el estrés, el agua caliente o los baños de vapor, el alcohol, las bebidas y alimentos muy calientes y cosméticos de mala calidad agravan la enfermedad. 

La rosacea comienza como un eritema (enrojecimiento) en general en la parte central de la cara o en las mejillas, nariz, mentón y frente. En una mínima cantidad de casos puede afectar el cuello y el pecho. En algunas ocasiones se puede percibir  sensación de ardor o punzadas faciales, edema, placas y aspecto seco

Existen cuatro tipos de rosácea 

Subtipo 1: Eritematotelangiectásica. Esto significa que el eritema (enrojecimiento) es permanente. Puede incluir telangiectasias (dilatación de los vasos sanguíneos superficiales que se tornan visibles).

Subtipo 2: Papulopustular. Se caracteriza por el enrojecimiento persistente. Aparecen pápulas eritematosas (pequeños granos) y pústulas

Subtipo 3: Fimatosa. Se caracteriza por el engrosamiento de la piel. En algunos casos ya muy avanzados de rosácea fimatosa, se presenta nariz roja lobulada (rinofima). Este último, que es menos común, es más frecuente en los varones

Subtipo 4 Ocular. Se caracteriza por complicaciones oculares, como apariencia acuosa o ensangrentada, sequedad, quemazón. Sensación de que existe un cuerpo extraño, picazón, visión borrosa, edema periorbital, telangiectasia en la esclerótica, molestia a la luz (fotofobia), enrojecimiento ocular). El primer síntoma de la rosácea ocular es ojo seco. Si bien la gravedad en los ojos no es proporcional a la gravedad de la enfermedad de la cara, todo paciente con rosácea facial debe realizar un estudio oftalmológico.

Es importante saber que en muchos casos la rosácea puede ser confundida o coexistir con el acné o la dermatitis seborreica

Tratamientos:
El metronidazol tópico es el principal tratamiento de la enfermedad y aunque la respuesta no es inmediata, con varias semanas de tratamiento es posible notar los beneficios. 

Las tetraciclinas, por su parte, son la medicación que se prescribe con más frecuencia ya que su mecanismo de acción es principalmente antiinflamatorio.

Para eliminar o disminuir el eritema, las telangiectasias superficiales (pequeñas venitas) y la hiperpigmentación, se puede aplicar Harmony pro: luz pulsada intensa (AFT 540), que da una respuesta excelentes en el corto plazo. Este tratamiento puede realizarse hasta octubre cuando la radiación solar no es tan fuerte.

Además la aplicación de luz pulsada Intensa (IPL), también es eficaz en rejuvenecimiento ya que genera nuevo colágeno y reduce las arruguitas más finas. Por este motivo la piel tendrá una mejoría en la calidad y la textura.

Alimentación ideal 
Ingerir abundante cantidad de productos frescos y naturales como frutas y ensaladas. Es importante evitar los condimentos fuertes o irritantes, ácidos y estimulantes como café, alcohol, picantes y otros estimulantes. Consumir con moderación chocolates, nueces, almendras y quesos maduros.

Vanina y Karina nos pasan los 10 tips para poder controlar la rosácea: 

•    Evitar el sol y usar pantalla solar con SPF de  50+, de amplio espectro, contra el conjunto de la radiación solar (UVB-UVA). Usarla tanto en invierno cómo en verano.

•    Evitar exfoliantes, frotes y masajes de la piel, los peelings, limpiezas faciales con vapor. El uso de esponjas, cepillos, u otras herramientas abrasivas son nocivas para la rosácea. 

•    Evitar los cosméticos que contengan alcohol, irritantes, aceite, fragancia o excesivos conservantes y resecantes. 

•    Utilizar cosméticos seguros para pieles sensibles. Sin fragancias, hipoalergénicos y suaves.

•    No utilizar cremas con corticoides, si bien se puede dar una mejoría inicial de las rojeces, al suspenderlos habrá un agravamiento. Existen muchos casos de rosácea esteroidea tras la aplicación prolongada de corticoides. 

•    Evitar las lociones astrigentes (con mentol y alcanfor) y las lociones de limpieza con alcohol. 

•    En todos los casos acudir al  médico para evaluar la situación e indicar el tratamiento más conveniente.

•    Vale todo lo que sea descongestivo. Aplicar tratamientos cremas calmantes naturales y desinflamantes.

•    Utilizar jabones suaves para pieles sensibles.

•    En cuanto a los productos naturales. Aplicar compresas de té de manzanilla o té de tomillo frío, ayudan a desinflamar. Las cremas preparadas con pepino son útiles.

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios