domingo 19 de mayo de 2019

BELLEZA | Hace 1 mes

Decubrí por qué los jabones en pan son la mejor opción antibacterial

Los jabones en pan son verdaderos objetos de deseo. Se transformaron en los preferidos de las nuevas generaciones gracias a sus ingredientes puros, beneficios asegurados y reducido daño del medio ambiente.

Dentro del ritual íntimo y privado que implica el momento del baño, el jabón cobra protagonismo absoluto. Quizás sea por su fórmula cremosa y textura sedosa que se derrite en contacto con la piel, o se deba al exquisito blend aromático que se despliega al transformarse en espuma, o tal vez porque incita, nada más ni nada menos, que a un contacto amoroso con el propio cuerpo a través de una caricia suave y delicada. El jabón en barra, pastilla y/o pan, intentó ser desbancado por los geles de baño y el jabón líquido, no obstante hoy la jabonería artesanal está en auge, sumada a las tendencias por una cosmética sustentable y amigable con la ecología lo erigen como uno de sus máximos exponentes, lo reinventan y le devuelven su papel principal dentro de los productos de cuidado personal.

Texto: Laura Lagomarsino.

Tanto es así, que este revival va por más y transforma a aquel jabón de tocador clásico y de apariencia neutral que tan sólo se usaba para lavarse las manos y bañarse, en un verdadero objeto de deseo. Un cosmético inspiracional con valor agregado, junto a una nueva estética de formatos originales, ingredientes orgánicos, y composiciones aromáticas innovadoras, que se exhibe y comercializa en exclusivas jabonerías boutiques.

Jabones en pan

Un clásico que se reinventa
El origen del jabón se remite a aproximadamente el siglo III A.C. cuando por mera casualidad se mezclaron los residuos de las grasas con cenizas. Aún está en discusión si fueron sirios, griegos, fenicios o romanos los primeros en usar el resultado de la reacción química que ayudaba a sacar las manchas de las prendas y la suciedad de la piel. “El jabón se elabora a partir de un proceso denominado saponificación, donde los ácidos grasos combinados con una sustancia alcalina generan una sustancia soluble en fase oleosa y acuosa para remover todo tipo de suciedad”, explica la Lic. Paula Schaievitch, química cosmética y miembro de la Asociación Argentina de Químicos Cosméticos (AAQc). Con el correr del tiempo las fórmulas se fueron modificando para optimizar los resultados. El PH de la pastilla de jabón es alcalino, incompatible con el grado de acidez de la piel, lo que motivó múltiples cambios y adaptaciones. Según la Lic. Schaievitch en la década del 70 fue el auge del jabón con glicerina, que aumenta el grado de humectación respecto al producto original. También, “se impulsaron productos con agregado de tensioactivos, llamados syndet (en el mercado se lo conoce como mezcla de jabón con crema), cuya principal cualidad es poseer la apariencia de la pastilla pero con un grado de acidez más cercano a la de la piel”, comenta.

Jabones en pan

Si hablamos de jabonería argentina, es inevitable nombrar a la familia Sabater. Esta empresa familiar que lleva su apellido grabado en sus productos está en el negocio desde 1943. martín Sabater, además de pertenecer a Sabater Hnos., es el creador de b. Jabones. “Se observa un cambio de paradigmas, de conciencia y de comportamiento de los consumidores, es por ello que nosotros trabajamos para generar una cosmética, y particularmente una jabonería, honesta sin eufemismo”, asegura Sabater. Esta transformación en la tendencia del mercado viene a absorber a los nuevos y exigente consumidores millennials y centennials, para quienes no sólo es importante que el producto cumpla con su función principal como antibacterial, emulsionando la suciedad y arrastrándola, sino que esté creado y producido manteniendo estrictas normas alineadas con el cuidado y preservación del medio ambiente. Es decir, sin parabenos, derivados de hidrocarburos, ingredientes testeados en animales, sulfatos y abrillantadores ópticos, entre otros, que sean biodegradables, formulados en base a materias primas nobles sobre todo en lo que respecta a los aceites vegetales, y con perfumación y coloración amigables en términos ecológicos. “La base de todos nuestros jabones consiste en la saponificación de aceite de girasol, canola y coco. En todos los casos, con una baja medición de PH y una elección de materias primas para la composición aromática que nos dan la posibilidad de generar acordes simples y tradicionales, presentes en las principales familias olfativas para aplicación en jabón”, explica Sabater. Para seguir con la premisa de una cosmética más sincera, muchos jabones comerciales prometen en sus etiquetas efectos terapéuticos como reafirmar tejidos o eliminar los efectos de la celulitis, pero desde el punto de vista de marta Harff, creadora de Perfumum Bue, esto no sería tan real. “Un jabón puede ser neutro y no afectar a la piel por su bajo PH, pero los agregados activos terapéuticos que se incorporen en la fórmula tienen un efecto muy limitado, ya que el contacto con la piel y la permanencia del producto es efímero y la penetración prácticamente nula”, desmitifica. 
Algunos otros jabones poseen aditivos que están a la vista como pétalos rosa, semillas de amapola, avena arrollada, arcilla, flores de lavanda, pero Harff aclara que “los ingredientes agregados como el carozo de durazno triturado o las semillas sirven como partículas para exfoliar la piel, pero no cumplen ninguna otra función, salvo la de aportarle al producto una estética más bella”.

Jabones en pan

Fenómeno en redes
En materia de videos ASMR (autonomous sensory median response), es decir aquellos que buscan provocar estímulos visuales o auditivos a la audiencia, el corte de jabón de pan con cúter es uno de los que cuentan con más vistas y likes. Tal es así que cuentas de Instagram exclusivas de este fenómeno como @asmrsoapprincess tiene más de 400 mil seguidores y @asmr.soapqueen, más de 200 mil seguidores. Aparentemente resulta placentero escuchar el sonido que se genera al cortar diferentes texturas, formatos y colores de jabón, y sus trozos cayendo sobre una superficie.

Jabones en pan
 

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

Comentarios