lunes 30 de marzo de 2020

BELLEZA | Hace 1 mes

6 tips para elegir la base perfecta

Existe un producto adecuado para todo tipo de piel, tono… ¡u ocasión! Descubrí las diferentes propuestas que hay en el mercado y optá por la que mejor va con tus necesidades.

“Si tenés piel oleosa deberías elegir una base matificante, que brinde un equilibrio perfecto entre el efecto mate que buscamos y la luminosidad natural del rostro. Si tu piel es seca y querés un acabado natural, lo adecuado es elegir una base hidratante.

Cuando buscás que el maquillaje dure muchas horas, sin importar que tipo de piel tengas, optá por una de alta cobertura y definición por 24 horas.

Y si lo que buscas es un producto para todos los días, te recomiendo elegir una base ligera”, explica Verónica Mendoza, la maquilladora oficial de Natural. 

También te puede interesar: Corrector o iluminador: cuál es la diferencia de los infaltables en make up

El tono ideal 
“A primera vista podemos notar si la piel del rostro es clara, media u oscura, pero para dar con el color de base perfecto debemos saber si, además, tenemos un subtono frío, cálido o neutro.

¿Cómo saberlo? Si la piel se vuelve rosa, roja o azulada tiene matices fríos. Si, en cambio, se pone más amarilla o dorada, posee matices cálidos.

También puede ser neutral. Para que resulte más sencillo descubrirlo, se debe colocar una hoja blanca al lado del rostro y observar por contraste la tonalidad. Para pieles frías, se eligen bases con pigmentación rosa y para las cálidas, dorada”, agrega Natalia Uliassi, maquilladora profesional. 

  • BB Cream

Sus siglas vienen de Blemish Balm, algo así como bálsamo para imperfecciones. Son ideales para unificar el tono de la piel en forma natural, además de hidratar, iluminar y, en algunos casos, hasta proteger el rostro de los rayos solares. La textura es más liviana que la de una base tradicional.

También te puede interesar: Make up: las tendencias para este 2020

  • Compacta

Especiales para lograr un acabado aterciopelado y mate. Se presentan en polvo suelto o compacto y, aunque no suelen ser tan cubritivas, son perfectas para retocar el maquillaje en cualquier ocasión.

Si tu dermis es grasa o mixta, antes de maquillar aplicá un papel tissue para quitar la oleosidad.

  • Cushion

Esta tecnología fue de lo más innovador que se lanzó en los últimos años. Se trata de productos líquidos, que proporcionan una cobertura de acabado súper natural gracias a su esponja especial que absorbe la cantidad justa y necesaria. Se puede utilizar sobre la piel desnuda o para retocar el maquillaje.

  • Líquida

Por lo general, son ricas en pigmentos lo que las hace más cubritivas que el resto. Magníficas para usar de noche y también para dermis maduras.

También te puede interesar: 5 pasos para utilizar el arqueador de pestañas

Hay que tener cuidado con la cantidad que se aplica para que no quede la piel demasiado cargada.

  • Fluida

Son productos de textura ligera y fáciles de aplicar. Logran un tono natural y no suelen tener problema de fijación. Existen los que, además, tienen el plus de ser hidratantes. Si no tenés que tapar grandes imperfecciones, es ideal.

  • Larga duración

Existen fondos de maquillaje que prometen una permanencia de hasta 24 horas y son capaces de adaptarse a las necesidades de la piel en cada momento del día. Tienen la particularidad de no transferirse a otras superficies, como la ropa, ni de desaparecer con el sudor.
 

at Clara Ballester

Galería de imágenes

Accedé a los beneficios para suscriptores

  • Contenidos exclusivos
  • Sorteos
  • Descuentos en publicaciones
  • Participación en los eventos organizados por Editorial Perfil.

En esta Nota

Comentarios